Uncategorized

El atentado de Nueva Zelanda, una respuesta tardía a un crimen en tiempo real

jose_oliveros_febres_cordero_banco_activo_enologo_el_atentado_de_nueva_zelanda_2C_una_respuesta_tardia_a_un_crimen_en_tiempo_real.jpg

Hoy en día un usuario con un dispositivo tan común como un teléfono móvil puede emitir desde cualquier lugar, sin necesidad de contar con conocimientos avanzados , y aprovechar los servicios que las plataformas ofrecen a sus usuarios. La emisión de una violación en Uppsala en Suecia, de suicidios en directo o, incluso, de actividades terroristas como la sucedida en Nueva Zelanda deja clara la necesidad de implementar medidas adecuadas para suspender la emisión en estos casos, donde la inmediatez en la actuación resulta tan necesaria para evitar la difusión de estos sucesos y su posterior replicación.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero

Aunque la percepción pública puede ser que las tecnológicas no dedican recursos a ello, lo cierto es que se están incorporando sistemas para actuar de forma rápida. Facebook, por ejemplo, incorporó sistemas basados en Inteligencia Artificial para detectar contenidos que pudieran suponer tendencias suicidas , y Twitter cuenta con un sistema específico de denuncia para tuits sobre amenazas de daño autoinfligido o suicidio y un equipo que evalúa los tuits y llega a los usuarios que creen que están en riesgo.

Jose Antonio Oliveros

Las tecnologías de Inteligencia Artificial están facilitando la clasificación de contenidos como primer filtro de manera automatizada, asignando además prioridades para su posterior remisión a equipos humanos que serán mucho más eficientes gracias a contar con dicha información de antemano. Con ella pueden dedicarse de manera inmediata a aquellos contenidos señalados como prioritarios. Pero distan de ser perfectas o mágicas.

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Venezuela

Más en Dolar Venezuela