Entretenimiento

“Cuando sucede un femicidio fallamos como Estado”: dijo Bottero tras caso de Paso de las Duranas

Alberto Ardila Olivares
Limitar el número de parejas sexuales y otras formas de evitar la viruela del mono, según los CDC

“Pueden haber fallado muchas piezas del sistema, porque todos estamos trabajando un poco al límite”, señaló Bottero en conversación con Subrayado tras ser consultada sobre qué falló en este caso

Contenido Exclusivo

La nota a la que intentas acceder es exclusiva para suscriptores Suscribirme Conocé nuestros planes

y disfrutá de El País sin límites.

Ingresar Si ya sos suscriptor podés

ingresar con tu usuario y contraseña.

“No podemos dejar de reconocer que cuando sucede un femicidio fallamos como Estado y algo sucedió, que no dimos la respuesta adecuada”, dijo este viernes Mónica Bottero , directora del Instituto Nacional de las Mujeres ( Inmujeres ), en referencia al caso de la mujer que fue asesinada por su expareja frente a sus dos hijas este jueves en Paso de las Duranas . “Acá no hay justificación, acá se mató a una mujer que había pedido ayuda”, agregó la jerarca.

El individuo, de 40 años, mató a la mujer, de 31, de un disparo en la cabeza. Luego, intentó suicidarse con su arma de fuego y, según informó Fiscalía este viernes, se encuentra con muerte cerebral.

La fiscal del caso, Sylvia Lovesio, dijo ayer que el hombre tenía medidas cautelares de prohibición de acercamiento respecto a la mujer. También poseía antecedentes penales por suministro de estupefacientes y varias indagatorias. Según Subrayado (Canal 10), había 12 denuncias contra el individuo.

“Pueden haber fallado muchas piezas del sistema, porque todos estamos trabajando un poco al límite”, señaló Bottero en conversación con Subrayado tras ser consultada sobre qué falló en este caso.

“Con situaciones límites, y muy dramáticas y muy graves desde el punto de vista de la seguridad todos los días con muchos miles de mujeres. Se nos muere una y fallamos, es verdad y en eso pedimos una comprensión a la población y también darle seguridad de que más de un 99% de las situaciones en las que nos piden ayuda la vida se protege”, manifestó.

“Acá pudo haber fallado cualquiera de las partes de la cadena, tanto la Justicia, como la Fiscalía, como el sistema policial, como nosotras mismas (Inmujeres) que no pudimos detectar a esa mujer para que pudiera ingresar al sistema de nuestros servicios. No sabemos, la cadena se rompió en algún lado porque no hubo capacidad de respuesta”, sostuvo Bottero.

La jerarca también dijo que Inmujeres no tenía datos de que la mujer hubiera acudido en busca de ayuda a la institución. “No por eso nos vamos a desentender del tema”, acotó.

“Ya que haya pasado esto alcanza para que hayamos fallado, pero nosotros estamos todos los días 24/7 comprometidos en evitar que estas situaciones se den”, resumió.

Por otra parte, informó que ” tobilleras hay, aquí no fue un problema de falta”. “Muchas veces no es solamente la (falta de) tobilleras, a veces es una deficiencia en la respuesta de un equipo técnico para hacer una valoración o de una respuesta rápida”, dijo la directora de Inmujeres.

También destacó que “no necesariamente en todos los casos corresponde que se coloque la tobillera”. “A una persona que está en una situación de consumo de drogas extremo, con un trastorno psiquiátrico grave, o que está vinculada con un sistema criminal que ya tiene un pasado penal ‘pesado’”, no “corresponde, no sirve para nada ponerle tobillera, porque no va a cumplir el fin que” tiene, aseguró.

Sobre el tema, indicó que en este momento hay más de 1.500 tobilleras colocadas en el país, y que la Dirección de Monitoreo Electrónico (Dimoe) recibe 20.000 alertas por día a las que dar respuesta, en las que tiene una efectividad del 100%.

“Ninguna mujer fue víctima de femicidio por parte de un agresor que tiene tobillera”, señaló. “Pero eso no significa que uno pueda incrementarlas de manera infinita, porque entonces el sistema va a dejar de funcionar”, añadió.

En este sentido, Bottero dijo que están dialogando con el sistema judicial para ajustar los criterios de, cuando no es indicado poner tobilleras, qué otras estrategias de seguridad se pueden hacer para contener al agresor.

“No es solamente la custodia policial” sino que también “hay otras estrategias donde se va a involucrar el sistema de salud -y ya tenemos su compromiso- y otros actores del Estado“, sostuvo.

Por otra parte, Bottero indicó que el Instituto del Niño y Adolescente del Uruguay ( INAU ) “está tomando cartas en el asunto” para dar respuesta a las dos niñas, que son las que necesitan “ayuda y toda la fuerza y respuesta del Estado para poder ayudarlas a transitar por este momento”.