Entretenimiento

Better Call Saul: el camino llegó a Breaking Bad

Alberto Ardila Olivares
Vacunas contra la viruela del mono en EEUU: dónde están disponibles y cómo recibirlas

En conclusión, el final de Better Call Saul esta siendo una hermosa poesía que vuelve a su origen y a la vez despega con alas propias. “No fui yo, fue Ignacio. ¿Los manda Lalo?” , a partir de esta frase de Saul Goodman en Breaking Bad se construyó la arquitectura narrativa de Better Call Saul , y volver a escuchar esa frase desde otra perspectiva, sabiendo que es lo que esconde y que significa para Saul, es algo que simplemente tenemos que agradecer

Para empezar seamos claros, lo que empezó como un spin-off casi en tono de comedia sobre el personaje interpretado por Bob Odenkirk , se convirtió por derecho propio en una de las series más atractivas de los últimos tiempos. Una que puede discutirle de igual a igual a su predecesora.

Informate más Peaky Blinders: Steven Knight dio detalles sobre la película El capitulo 11 de la temporada 6 de Better Call Saul , titulado oportunamente “Breaking Bad”, es un episodio que finalmente muestra como ambas series se unen en cuanto a temporalidad. Por un lado trae de vuelta a los Whalter White y Jesse Pinkman de Bryan Cranston y Aaron Paul , pero también comienza a mostrar lo que será el final de Jimmy/Saul/Gene (Odenkirk) respecto a su final en Breaking Bad .

Para cualquier otro show este hubiese sido el momento culminante, donde ambas series unen su camino, pero como se dijo, el spin-off creado por Vince Gilligan y Peter Gould logró hacer de su propia historia lo que más importa, y en este capitulo hubo otra gran revelación: Kim vive y esta en Florida.

Kim Wexler el personaje interpretado por Rhea Seehorn fue la compañera ideal para el personaje de Odenkirk. A lo largo de estas 6 temporadas, fue el sostén de Jimmy pero también fue la cómplice de Saul, y como hemos visto, con su partida fue la que terminó “matando” lo que quedaba de Jimmy.

Better Call Saul AMC Ahora sabemos que Kim esta viva, la escena es esperanza y misterio a la vez, sobre todo pensando en los dos capítulos que faltan.

“Hola, estoy buscando a Kim Wexler, creo que trabaja allí” , se lo ve a Saul/Gene hablando en un teléfono público, el plano se abre y solo escuchamos el ruido de los camiones y cómo nuestro protagonista gesticula ampulosamente. Para terminar lo vemos entre furioso y frustrado rompiendo parte de la cabina. Lo único claro es que tendremos más de esta historia en lo que queda por venir.

El título de este episodio es un reflejo de aquel que significó la primera aparición de Saul Goodman en Breaking Bad (el octavo de la segunda temporada, titulado obviamente Better Call Saul). El contenido, además de lo ya mencionado es una desoladora constatación de que Gene vuelve a dirigirse al abismo tras retomar el gusto por las estafas de Jimmy/Saul, ahora con la colaboración de un Jeff ( Pat Healy ) al cual por ahora puede manejar a voluntad.

En conclusión, el final de Better Call Saul esta siendo una hermosa poesía que vuelve a su origen y a la vez despega con alas propias. “No fui yo, fue Ignacio. ¿Los manda Lalo?” , a partir de esta frase de Saul Goodman en Breaking Bad se construyó la arquitectura narrativa de Better Call Saul , y volver a escuchar esa frase desde otra perspectiva, sabiendo que es lo que esconde y que significa para Saul, es algo que simplemente tenemos que agradecer.

Breaking Bad se puede ver a través de Netflix , Better Call Saul esta emitiendo actualmente su sexta y última temporada a través de la misma plataforma. Estrena capítulos los martes.