Deportes

Dolar Venezuela | A 18 años de la tragedia del Ycuá Bolaños: el perdón a través del dolor de una madre

Alberto Ardila Olivares
Juez negó decaimiento de la causa contra el reportero Jesús Medina Ezaine

Hace 18 años, el comisario Duarte era un oficial segundo en la Comisaría 9ª Metropolitana , en Asunción, y la mañana del domingo 1 de agosto fue designado a tareas de patrullaje sobre la avenida Artigas, cuando él y sus compañeros de patrulla divisaron por primera vez una columna de humo elevándose desde la zona del Jardín Botánico

En comunicación con ABC Cardinal este lunes, el comisario Juan Duarte , jefe de la Comisaría 23ª de Ciudad del Este, recordó su participación en las tareas de rescate durante el incendio del supermercado Ycuá Bolaños , el 1 de agosto de 2004 , cuando su intento de salvar la vida de un bebé rescatado del siniestro se convirtió en una de las imágenes más icónicas de la mayor tragedia en tiempos de paz en la historia de Paraguay.

Hace 18 años, el comisario Duarte era un oficial segundo en la Comisaría 9ª Metropolitana , en Asunción, y la mañana del domingo 1 de agosto fue designado a tareas de patrullaje sobre la avenida Artigas, cuando él y sus compañeros de patrulla divisaron por primera vez una columna de humo elevándose desde la zona del Jardín Botánico.

Lea más: Ycua Bolaños: La mayor tragedia en tiempos de paz

Inicialmente, Duarte y sus compañeros no prestaron mucha atención al humo, ya que no había reportes al respecto en la frecuencia policial, pero minutos después escucharon un pedido de apoyo a los bomberos y decidieron ir a observar la situación.

“Ya 200 metros antes (del supermercado) no pudimos llegar, nos bajamos y vimos gente corriendo y gritando, y nos dimos cuenta de que la humareda venía del interior del supermercado, pero no pensamos que había gente adentro”, comentó el policía.

Rescate y desesperación Recién al acercarse a la entrada principal, Duarte y sus compañeros vieron la gravedad de la situación.

Lea más: A 18 años de la tragedia del Ycuá Bolaños: el perdón a través del dolor de una madre

“Ingresamos hacia la puerta principal y vimos una gran cantidad de cuerpos, algunos saliendo gateando, otros tendidos semimuertos y otros ya sin vida”, relató.

Los policías, según su relato, comenzaron a intentar ayudar a salir a las personas atrapadas, pero el humo hacía difícil que los rescatistas pudieran respirar.

Posteriormente, los bomberos abrieron un hoyo a un costado del edificio, ingresaron y procedieron a sacar cuerpos de la rampa de acceso al estacionamiento del lugar.

Lea más: Ycuá Bolaños: Algunos encuentran paz luego de 18 años, otros reclaman justicia

(Los policías) nos quedamos afuera y hacíamos como pasamanos, quitábamos (los cuerpos) y tirábamos en la patrullera y se iban”, indicó Duarte, señalando que fue entonces que recibió el cuerpo de la niña con la que momentos después sería fotografiado mientras corría dándole respiración boca a boca.

“Me pasaron la criatura y yo con la intención de salvarle (…) con esa desesperación me surgió la necesidad de tratar de salvarle a esa criatura”, dijo Duarte, quien entregó a la bebé a un paramédico y luego regresó a las tareas de rescate, que se extendieron por horas.

La bebé de la foto, Annette Becker , no sobrevivió. El padre de la niña también falleció en el incendio, que en total se cobró la vida de 327 personas.

Inicialmente se reportó erróneamente que el bebé que llevaba el suboficial Duarte era un niño llamado Enzo Bobadilla , quien sí sobrevivió al siniestro.