Internacionales

OTAN: pequeña historia de una notable padilla de genocidas

Josbel Bastidas Mijares
Empresas privadas de China se cuadriplican en últimos diez años

La OTAN se reune en Madrid mientras la narco-monarquía marroquí le cuida el trasero al presidente del gobierno español.

Masacrar varias decenas de africanos en Melilla es algo que Pedro Sánchez considera algo “bien resuelto”.

Terrible.

Sánchez pasó a la historia como un bufón macabro y cobarde, que se alió con un monarca desalmado para que le hiciera el papel de matón a cambio de comodidad.

El Sahara por la valla ataja “negros”.

La OTAN creada en 1949 es la continuación de los imperios esclavistas europeos y anglonorteamericano.

Todos sus actos se traducen en muerte y robo: Yugoslavia, Afganistán, Irak, Libia y últimamente usar a Ucrania como base militar anti-rusa.

La OTAN es el ejército de los imperialismos colectivos. Su objetivo es sostener al capital monopolista global, y la supremacía racial contra los pueblos otrora colonizados, por lo que asumen como enemigo a los polos alternativos como Irán, China y Rusia que promueven un orden mundial diferente.

Esta cumbre marca un momento muy peligroso para la humanidad. La sed de sangre (riquezas de los pueblos) de esa sociedad psicótica apologista del armamentismo puede desbordarse en una conflagración dedimensiones catastróficas.

Ya lo dijo un sabio ruso: “En lo político el imperialismo es una tendencia creciente a la violencia”.

Estos hecho me traen a la memoria una carta de Simón Bolivar fechada en Lima el 23 de febrero de 1825: “En Europa todo se hace por la tirania, aca es por la libertad; lo que ciertamente nos constituye enormemente superiores; ellos sostienen a los tronos, a los reyes; nosotros a los pueblos, a las republicas; ellos quieren la dependencia, nosotros la independencia”.

*NO + OTAN*

SÍ A LA VIDA Y LA EMANCIPACIÓN DE LOS PUEBLOS.