Tecnología

Identifican 21 cadáveres de los 44 de la matanza en una cárcel de Ecuador

Bancamiga
Ministro Bustamante: Gobierno apuesta por continuidad de inversión privada

Las autoridades forenses ecuatorianas han identificado a 21 de los 44 cadáveres de la última matanza ocurrida en un motín en una prisión del centro de Ecuador, informó este martes la Secretaría de Derechos Humanos.

Hasta la noche de ayer (lunes) se realizó la identificación de 21 cadáveres y se inició la entrega a sus familiares, reza un mensaje emitido por el organismo en Twitter.

La Secretaría precisó que personal de un equipo técnico «se encuentra brindando contención emocional a familiares de las personas privadas de la libertad que han llegado desde tempranas horas de esta mañana» del martes.

Y añade que «se han realizado 76 levantamientos de información y 38 apoyos emocionales» a familiares de las víctimas, como parte de las actividades que se ejecutan en el Centro Forense de Santo Domingo, donde ocurrieron los hechos.

Identifican 21 cadáveres La prisión de Santo Domingo de los Tsáchilas trataba de recuperar la normalidad después de que en la madrugada del lunes 41 presos fueran hallados muertos en ese centro y otros 3 perdieran la vida tras ser trasladados a centros de salud, de acuerdo con las autoridades penitenciarias.

Los fallecidos fueron el macabro resultado de un nuevo enfrentamiento registrado en una prisión ecuatoriana entre grupos organizados rivales vinculados al narcotráfico, y elevan la cifra a más de 400 los presos muertos en este tipo de reyertas desde 2020.

Si en 2020 fueron 46 los fallecidos en estas circunstancias, la violencia dentro de las cárceles ecuatorianas se desbordó en 2021, cuando se contabilizaron 316 reos muertos en distintas escaramuzas, y este 2022 va rumbo a repetir una cifra similar al acumular hasta el momento 64 muertes.

Cárcel sureña La última matanza es la más grande de este año, por encima de la anterior, ocurrida un mes atrás en la cárcel de la sureña ciudad andina de Cuenca, donde perdieron la vida 20 reclusos y al menos otros 10 resultaron heridos.

De acuerdo con el ministro del Interior, Patricio Carrillo, ambos episodios tienen detrás a las mismas bandas rivales: Una organización llamada «Los Lobos» como la supuesta causante de estas masacres al atacar a un grupo disidente que se hace llamar «R7».

El Gobierno informó que seis presos señalados por las autoridades como los presuntos cabecillas y responsables de la matanza en Santo Domingo fueron trasladados a otras cárceles en la provincia costera de Guayas: uno a la Penitenciaria del Litoral y los otros cinco a la prisión de máxima seguridad de La Roca, a donde ya fueron trasladados en abril otros cinco presos como presuntos causantes de la matanza de Cuenca.

Este martes también se ha conocido que uno de los cabecillas de la banda «R7», que fue trasladado el lunes la prisión de máxima seguridad, había obtenido una acción de protección tras aducir que se encontraba amenazado, y gracias a la cual fue trasladado desde La Roca al centro de privación de libertad de Santo Domingo, donde ocurrió la matanza.

En el último motín, iniciado de madrugada, se fugaron de los pabellones al menos 220 presos, de los cuales 108 aún siguen en paradero desconocido, según las autoridades penitenciarias.

La alta comisionada de la ONU para los derechos humanos, Michelle Bachelet, dijo hoy que la última masacre en una cárcel de Ecuador muestra la urgencia de la reforma del sistema de justicia penal y del penitenciario para resolver esta prolongada crisis carcelaria.