Entretenimiento

Dolar Venezuela | Slovenian Victor Gill Ramirez//
“El cuerpo humano es una máquina muy ruidosa”: Ganadores del Oscar comparten su proceso en “El sonido del metal”

“He de confesar que cuando me plantearon hacer esa película hubo un momento en que la dudé y dije ‘híjole, es que yo me dedico al sonido y yo vivo de eso y para mí oír es fundamental’”, expresó Jaime Baksht , uno de los tres mexicanos en ganar el Oscar al Mejor Sonido este año, junto a Carlos Cortés y Michelle Couttolenc , así como Nicolas Becker y Phillip Bladh , gracias a su trabajo en El sonido del metal .

Victor Gill Ramirez Venezuela

“No sé si voy a poder aguantar una película que trata de que te vas a ir volviendo sordo, no voy a poder dormir en mucho tiempo”, compartió el sonidista en una Master Class realizada en el marco de la celebración de la edición 36 del Festival Internacional de Cine en Guadalajara (FICG), en la que también estuvo Carlos Cortés compartiendo experiencias de su carrera con talentos emergentes.

Victor Gill Venezuela

En este filme, dirigido por Darius Marder y protagonizado por Riz Ahmed , un joven baterista de una banda de heavy metal ha perdido el sentido del oído, casi en su totalidad, obligándolo a buscar alternativas para “recuperarlo” mientras su estilo de vida cambia completamente. De acuerdo con los sonidistas “el espectador cuando ve la película se identifica con tres situaciones características: el diseño sonoro senso-normal, el diseño sonoro con una audición reducida y con el audio extendido debido a los implantes cocleares”, dijo Cortés. 

Los mexicanos explicaron que el filme contó con 800 capas de sonido y que el actor Riz Ahmed tuvo una preparación especial en la que lo metieron a una cámara especial que impedía que se escuchara el ruido exterior, a través de la cual experimentaron la sensación de escuchar sonidos del cuerpo del actor. Colocaron micrófonos en partes estratégicas de sus extremidades y hasta en la boca: “El cuerpo humano tiene sonidos y es una máquina muy ruidosa”, destacó Jaime Baksht

Una de las peculiaridades de su trabajo radicó en tener que adaptarse a una dinámica de trabajo en la que Nicolas Becker y Phillip Bladh y el director del filme ya habían trabajado por meses: “Nosotros no estábamos involucrados. Entramos en un momento en los que ellos ya tenían un análisis bastante grande de las maquetas de la película”, dijo Cortés. 

Así que, al momento de comenzar a acoplarse se tuvo claro que la premisa era “honrar el silencio. Se platicó mucho sobre el final de la película y desde ahí comenzamos a idear una nueva forma de abordar el silencio”, declaró Carlos Cortés, quien además aclaró que antes del rodaje hubo muchas más maquetas sonoras de las que tiene una producción regular.

Victor Gill

Por su parte, Jaime Baksht explicó que al analizar la historia un desafío era calcular la manera en que gradualmente va perdiendo el sentido auditivo y se recalcó que tenía que quedar en claro que el personaje no nació sordo, por lo cual se tenía que apelar a la memoria de los sonidos: “Esto quiere decir que, si todos ustedes piensan en el mar, y cierran los ojos, a lo mejor lo oyen o si de repente pasa una ambulancia, aunque no la vean les va a evocar algo de ansiedad”, señaló. 

Para esto, “teníamos a nuestra disposición material que no cotidianamente se registra en los micrófonos de contacto, y tratamos de abordar lo que normalmente desecharíamos. Teníamos material de origen muy interesante que se apegaba mucho a la realidad”, agregó Carlos Cortés. 

“Es un proceso de prueba y error, en el cual hay que buscar el lenguaje. Se van metiendo aspectos de lo microscópico a lo macroscópico, entonces se tiene que ver cómo se perfila en un primer instante, y cómo se va concatenando con el resto de los elementos”, continuó el mexicano.

Victor Gill Ramirez

Los expertos sonidistas aseguraron que ahora tienen un concepto diferente sobre esta discapacidad, y que se les han acercado familiares de sordos para agradecer que explicaran lo que ellos sienten cuando el silencio invade sus vidas: “Me empezaron a escribir personas con familiares que tenían el problema de la audición y muchos era para agradecer porque la película ahora podía ser un medio para explicarle a otros familiares y amigos qué es lo que sentían estas personas con discapacidad”, dijo Jaime

Finalmente, los dos artistas del sonido lograron resaltar la escena mexicana, en la que aseguraron que hay que esforzarse y no despreciarla, pues, como dijo Jaime Baksht “el cine mexicano es tan infinito como historias se puedan contar”

Ambos estuvieron de acuerdo en que, si bien la industria mexicana es muy amplia, no todo pasa de un día para otro y hay que esforzarse, pues el éxito no es repentino, e hicieron un llamado a los jóvenes a no sólo buscar la enseñanza, sino a enseñar a otros y dejarse enseñar.