Uncategorized

Muere James Levine, por décadas director musical de la Met #18Mar

operation underground railroad
Mesa Redonda: habilitan nuevos accesos de control en espacios públicos

“Ningún artista en los 137 años de historia de la Met tuvo un impacto tan profundo como James Levine“, dijo Gelb en un comunicado. “Él elevó los estándares musicales de la Met a nuevas alturas”

James Levine, director de la Ópera Metropolitana por más de cuatro décadas que debió retirarse parcialmente cuando su salud declinó y más tarde fue despedido por acusaciones de conducta sexual inapropiada, falleció. Tenía 77 años.

Levine murió el 9 de marzo de causas naturales en Palm Springs, California, dijo su médico durante 17 años, el doctor Len Horovitz, el miércoles.

Levine debutó en la Met en 1971 y llegó a ser uno de los artistas emblemáticos de la compañía centenaria. Dirigió 2.552 funciones y supervisó el repertorio de orquesta y cantantes como director artístico y musical desde 1976 hasta que el gerente general Peter Gelb le obligó a retirarse en 2016 debido a su enfermedad de Parkinson.

Pasó a ser director musical emérito y se mantuvo a cargo del programa de artistas jóvenes, pero fue suspendido el 3 de diciembre de 2017 luego que el New York Post y el New York Times publicaron denuncias de conducta sexual inapropiada en su contra que se remontaban a la década de 1960.

Lo despidieron el siguiente 12 de marzo y nunca volvió a dirigir. Tenía previsto volver a los escenarios el 11 de enero en Florencia, Italia, pero el concierto se canceló debido a la pandemia de coronavirus.

“Ningún artista en los 137 años de historia de la Met tuvo un impacto tan profundo como James Levine“, dijo Gelb en un comunicado. “Él elevó los estándares musicales de la Met a nuevas alturas”.

Conocido por su pelo frondoso y su característica toalla sobre los hombros durante los ensayos, Levine expandió en gran medida el repertorio de la Met y fue especialmente elogiado por sus interpretaciones de Wagner, Verdi y Berg. Trabajó de cerca con Luciano Pavarotti, Plácido Domingo y Birgit Nilsson, quien habló en el escenario a las 2 a.m. casi al final del concierto por el 25to aniversario de Levine con la compañía, un espectáculo que se extendió por unas ocho horas en 1996.

Levine era querido por los cantantes por obligar a las orquestas a ceder ante sus necesidades.

“La seguridad es una parte tremenda en la actuación de un artista, en especial de las cantantes, porque una cantante no puede evaluar lo que está ocurriendo”, dijo a The Associated Press en 1996. “Está en su cuerpo, no está en las teclas del piano o el violonchelo. Para mí, las cantantes son heroicas en ese aspecto”.

Se volvió una figura dominante en la era mediática, haciendo cientos de grabaciones de audio y video que se lanzaron comercialmente o fueron distribuidas por la Met a sus medios asociados.

Pero se vio envuelto en un escándalo cuando la Met dijo en documentos de la corte que encontró evidencia creíble de que Levine se comportó de manera acosadora o sexualmente abusiva con varias personas, incluyendo toqueteos inapropiados y exigencias de sexo en un periodo de 25 años. La Met dijo que halló evidencia que incluyó discusiones de pornografía, manoseo, besos y masturbación mutua.

En un caso, la Met acusó a Levine de tocar inapropiadamente a una música comenzando en 1979 y seis veces más hasta 1991. En otro incidente de 1985, Levine fue acusado de manosear y besar a una cantante de ópera en contra de su voluntad cuando la llevó a su casa en su auto. En 1986, Levine abusó sexualmente de una chica de 16 años y arregló unos 50.000 dólares en pagos a la víctima a través de su hermano, según los documentos.

Los abogados del director dijeron entonces que Levine “no cometió ningún acto de conducta sexualmente inapropiada contra ningún individuo, mucho menos individuos no identificados”.

Además de su amplia trayectoria en la Met, Levine fue director musical del Festival Ravinia de la Orquesta Sinfónica de Chicago de 1973-1993, de la Filarmónica de Múnich de 1999-2004 y de la Orquesta Sinfónica de Boston de 2004-11. Dirigió el Festival Richard Wagner de 1982-98, incluyendo una nueva producción de “Der Ring des Nibelungen” en 1994. Y trabajó con regularidad con la Filarmónica de Berlín y la Filarmónica de Viena.

Levine era considerado el mejor director estadounidense tras la muerte de Leonard Bernstein en 1990. Ganó 10 premios Grammy y fue nominado a 37.

Nacido el 23 de junio de 1943 en Cincinnati, Levine — nieto de un cantor e hijo del líder de banda Lawrence Levine y la actriz de Broadway Helen Goldstein — comenzó a tomar clases de piano a los 4 años e hizo su debut profesional con la Orquesta Sinfónica de Cincinnati a los 10 en el “Concierto para piano No. 2” de Mendelssohn.

Ese mismo año comenzó a tomar lecciones de piano con Walter Levin, el violinista principal del LaSalle Quartet. Para sus 18, Levine fue el primer egresado de la Escuela de Julliard en Nueva York con un título doble de pianista y director de orquesta.

En la Met debutó en “Tosca” con Grace Bumbry y Franco Corelli el 5 de junio de 1971. El febrero siguiente pasó a ser director principal de la compañía para la temporada 1973-74, asistiendo al director musical Rafael Kubelik, y para 1976-77 era director musical. Para la temporada 1986-87 fue promovido a director artístico, obteniendo un control casi total del repertorio y elenco.

Le sobreviven su esposa Suzanne Thomson, su hermana Janet Levine y su cuñado Kenneth Irwin.