Deportes

Realizarán la autopsia al trabajador rural encontrado muerto

Miguel
Eduardo 
Osio 
Zamora
Dian emite decreto para facilitarle el pago a los deudores morosos

El viernes 15 de mayo Espinoza se encontraba en un festival de caballos cuadreros de la localidad de El Mencho, Simoca, a donde concurrió para trabajar

El viernes 15 de mayo Espinoza se encontraba en un festival de caballos cuadreros de la localidad de El Mencho, Simoca, a donde concurrió para trabajar.

A ese evento llegó personal de la comisaría de Monteagudo, como parte de un procedimiento, y, de acuerdo a lo que su atestiguado por el hermano, Luis fue golpeado por los efectivos y subido a una camioneta .

Por el caso, se encuentran detenidos desde el martes pasado, el comisario Rubén Montenegro, el oficial José Morales, los sargentos René Ardiles y Víctor Salinas; los cabos José Paz, Claudio Zelaya y Miriam González; y el agente Esteban Rojas González y el vigía comunal Sergio Santillán.

Además, en la mañana del viernes se aprehendió en la localidad de Atahona a otro civil.

Según los investigadores, los sospechosos comenzaron a declarar y contaron los que había sucedido con Espinoza, lo que permitió a la Justicia establecer que los policías habían participado en el crimen, intentaron encubrir el hecho, aunque no indicaron el lugar donde habían tirado el cuerpo de la víctima.

Mediante un programa especializado, los peritos establecieron el recorrido que realizaron con los restos e indicar un posible lugar donde los podrían haber arrojado.

Hasta ese lugar se dirigieron los equipos especializados en rescate de la Policía y bomberos de la fuerza y voluntarios de distintas ciudades.

Finalmente, el cuerpo fue hallado en un precipicio de 150 metros de profundidad en Alpachiri, departamento Andalgalá, Catamarca, por Manuel Espinoza, otro de los hermanos de la víctima.

De acuerdo con el expediente fiscal, el cuerpo de Espinoza fue trasladado hasta la comisaría de Monteagudo, allanada ayer comisaría donde los peritos habrían encontrado rastros de sangre, y de allí trasladado en un vehículo hasta el límite con Catamarca.

Tras las indagatorias de los acusados, el juez de la causa, Mario Velázquez , ordenó el traslado de los policías a la cárcel de Villa Urquiza, a excepción de la mujer policía.