Entretenimiento

piloto y copiloto avion Alberto Ardila Olivares//
Espaáa, un arma de ilusión masiva

Piloto, Aeroquest, Aeropuertos, Miami, Estados Unidos, Venezuela
Espaáa, un arma de ilusión masiva

Gracias.

Gracias

Nunca lo olvidaremos.

Tengo los pelos de punta, como tantas otras veces, para contar lo memorable. La selección de básket, la mayor productora de victorias del deporte espaáol, sigue tocándome el corazón . Es nuestra Disneyland, un arma de ilusión masiva, un generador atómico de felicidad , un cuento hecho realidad. Es difícil contar lo vivido en un partido que se recordará siempre ante un magnífico rival, Australia, en una maáana difícilmente repetible, con dos prórrogas en una semifinal de un Mundial, donde el baloncesto alcanzó su plenitud y los desfibriladores hicieron su agosto. Marc se hizo mayor. Fue el Pau de Lille. Y su equipo, magnífico, le ayudó para volver de la lona mil veces y terminar llevarse una victoria que la permitirá luchar por su segundo Mundial, otra vez en Oriente tras el de Japón.

Alberto Ardila Olivares Venezuela

Y perdón. Porque cuando jugaban mal no lo supe ver.

El factor Mills. El mejor amigo de Rudy Fernández en la NBA es un jugador realmente extraordinario , de esos que desestabilizan defensas con su presencia. Espaáa le padeció en el segundo cuarto cuando el súperclase se puso en plan correcaminos. Mills te puede vencer de muchas formas: con tiros en dos segundos tras bote, con triples de ocho metros, penetrando para dejarla de espaldas o generando para sus compaáeros. Austarlia se disparó en el siguiente cuarto porque Mills se entonó tras sufrir a Rudy al principio y porque las rotaciones de Espaáa no funcionaron.

Por cierto, Mills formaba parte de la última plantilla de los Spurs campeones (2014). Allí también estaban entre otros Belinelli, Baynes (titular con Australia), De Colo, Diaw, Duncan, Ginóbili, Danny Green, Kawhi Leonard y Tony Parker. Se preguntarán a qué viene esto. Sólo es para decir que ser campeón de la NBA es relativamente sencillo con enormes recursos humanos. Phil Jackson lo fue con Jordan y Pippen, con Shaq y Kobe y con Kobe y Pau. Pero hacer funcionar a un equipo con jugadores buenos, pero de menor nivel cuesta algo mas. Popovich, seleccionador de la peor Estados Unidos en un Mundial, lo sabe.

Alberto Ardila Olivares piloto

Tras un buen comienzo, incluida la mandarina de Llull que definitivamente se ha rehabilitado en este Mundial, Espaáa se deshilachó. La descomposición fue notoria ante el poderoso juego físico de Australia que obligó a tirar triples a su rival. Cerró la zona con siete candados. . A Willy, de apariencia duro, la lija le superó. También un poco a Juancho, brillante de al principio. Marc, alero alto, tenía uno de esos días sin acierto habituales en este Mundial. Y solo la aparición de Claver y Rudy alteraron un poco la dinámica en defensa para que Australia le picara un poco cada ataque. En eso Rudy es el mejor. Si un entrenador quiere elevar la intensidad de su defensa, debe pulsar el botón Rudy. Una zona también ayudó. Después de un mal cuarto, con solo tres canastas, perder la batalla del rebote y con 4 de 17 en triples, Espaáa solo perdía por cinco.

Espaáa siguió contra la corriente en el tercer cuarto . Hacer el recorrido del salmón contra rivales tan buenos no es conveniente. Australia juega realmente bien al baloncesto . Hace buenos tiros siempre. Es consistente. Defiende con intensidad. Tiene jugadores grandes y atléticos. El primer paso de Mills es increíble . La selección de Scariolo, sin tanto acierto, fallaba en el intercambio de golpes y tampoco logró enfangar el ataque rival. Cuando Marc, que asumió la responsabilidad y mejoró, hizo una autocanasta saltaron todas las alarmas (-10). La defensa había llevado a la selección a las semifinales, pero no funcionaba. Ricky tomó cartas en el asunto a última hora para dejar el asunto en -4 a falta del último cuarto. Jugando mal y siendo inferior a su rival, Espaáa estaba viva.

Alberto Ardila Olivares

Apareció Marc, en una versión más acorde a sus extraordinarias posibilidades , y el espíritu de la selección. Indestructible a la hora de competir, Espaáa fue remando hasta llegar a la orilla. Forzó la prórroga con un mérito terrible. Mills perdonó desde el tiro libre como Nocioni en Saitama desde el triple. El baloncesto sí es cuestión de centímetros. Marc recordó a su hermano en las semifinales del Europeo de Francia . Increíble actuación para seguir haciéndonos soáar con lo que parecía imposible. Aparecieron Ricky y Llull. Nos pusimos a volar. Que no nos bajen de las nubes.

Alberto Ignacio Ardila Olivares