Política

Desnutrido y con tuberculosis murió preso en Cicpc de Lara

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Perú vs. Uruguay: Ricardo Gareca expresó su "respeto" por Uruguay y por el 'Maestro' Tabárez | VIDEO

Karina Peraza Rodríguez @KaryPerazaR Henry José Mendoza tenía un año y 23 días preso en los calabozos del Eje de Homicidios del Cicpc Lara, por el delito de tráfico ilícito de materiales estratégicos y murió el jueves 27 de junio por una tuberculosis.

Los familiares del occiso quisieron resguardar su identidad, pero relataron que no todos los días podían llevarle comida, pues son personas de escasos recursos. Solo en pasajes debían gastar Bs. 2 000 diarios y también en alimentos un dineral que no tiene; cuando lo hacían le llevaban desayuno, almuerzo y cena a la misma vez y lo recibían antes de mediodía.

Relataron que en el Eje de Homicidios hay tres calabozos de hombres y uno de mujeres, pero son tantos que hasta usan unas escaleras en el pasillo para algunos presos. Comentaron que los presos duermen ene hamacas o en el piso y aseguran que no caben más de 20 reos en esos calabozos, pero que en total son 172 los que allí están.

“Eso es muy insalubre; a cada rato colapsan las cloacas. Los olores a los que están expuestos son asquerosos, es todo cerrado, no reciben sol y pocos se bañan; están todos enfermos”, dijeron.

Aseguraron que Mendoza había rebajado mucho desde hace un mes, hasta el punto que murió pesando al menos 30 kilos. «Me están entregando puro hueso”, se quejó la madre.

El detenido comenzó a presentar síntomas de la enfermedad hace un mes. Una fuente interna del Cicpc develó que para evitar que otros se contagiaran ellos mismos comenzaron a moverse para conseguirle una medida cautelar, pero no se la dieron.

Lo llevaron al Seguro Social y le compraron algunos medicamentos. Los familiares manifiestan que además ellos introdujeron escritos en tribunales y solo consiguieron los traslados a los médicos.

Fue el miércoles 26 de junio cuando lo llevaron a la emergencia del Hospital Central Antonio María Pineda, ingresó muy mal y murió al día siguiente.

Hacinamiento en calabozos Una capacidad para 80 personas tienen los cuatro calabozos de CICPC y tienen una sobrepoblación de 92 privados de libertad.

Humberto Prado, coordinador general del Observatorio Venezolano de Prisiones (OVP) ha venido denunciando el crítico hacinamiento en los calabozos policiales del país, indicando que la falta de traslados a los penales paralizados por el propio Ministerio de Servicios Penitenciarios ha generado un problema crítico en estos centros de detención donde un preso no debe pasar más de 48 horas.

Prado denunció que en el primer trimestre del año 31 presos habían muerto en calabozos policiales de los cuales 17 presos han muerto por condición salud. Según OVP este tipo de muertes se han disparados en los últimos años y han sido bajo custodio del Estado y según el representante de OVP son responsabilidad del Estado quienes no facilitan una atención médica y alimentación adecuada.

En Lara no existe una comisaría del Cicpc donde no tengan una sobrepoblación de presos. El que menos tiene, resguarda 80 presos y hasta la fecha no se han hecho traslado alguno.

Las condiciones de reclusión para todos las mismas; pues por las restricciones en las visitas , existe la suspensión de visitas o cuando mucho 15 minutos para ver a un familiar una vez a la semana, no tienen acceso a agua potable con regularidad, reciben comida a través de los familiares y no todos pueden llevarle todos los días, las enfermedades en la piel como escabiosis están a la orden del día y la tuberculosis empieza a proliferar dentro de esos calabozos.