Entretenimiento

Grupo de Lima llama a presionar al Gobierno “ilegítimo” de Maduro

Miami, Estados Unidos, Venezuela, Caracas
Ministro Santana rompe con línea pro-reelección

El canciller peruano señaló que la presión internacional es clave para encontrar una salida efectiva del presidente venezolano

La reunión del Grupo de Lima que se celebró este jueves 6 de junio, en Guatemala, para buscar una solución a la crisis que vive Venezuela, inició con un llamado al diálogo y a la presión de la comunidad internacional para la salida del Gobierno de Nicolás Maduro, al cual calificó nuevamente de “ilegítimo”.

Así se pronunció ministro de Relaciones Exteriores de Perú, Néstor Popolizio, durante las palabras de bienvenida, el político también convocó a todas las partes a lo que llamó una: “conferencia internacional para la democracia en Venezuela” que se realizará en Lima durante la primera quincena de agosto y que servirá para analizar soluciones a la crisis y planificar cómo apoyar la recuperación “económica y social”.

“La presión internacional, por lo tanto, es clave para encontrar una salida efectiva. El trabajo conjunto de todos los Estados que respaldan la recuperación democrática en Venezuela será decisivo en esta etapa, así como todos los esfuerzos y procesos que se puedan sumar en este objetivo”, aseguró.

El canciller peruano llamó la atención sobre el “éxodo masivo de venezolanos” cuyas proporciones, asegura, “ha excedido las capacidades nacionales de los países de acogida”, reiteró su firme respaldo al líder del Parlamento Juan Guaidó, reconocido por más de 50 países como presidente encargado, y a la Asamblea Nacional “democráticamente electa”.

Destacó también la necesidad de “restaurar plenamente” los poderes del la AN, así como respeto a la inmunidad parlamentaria de los diputados. Rechazó “todo intento de restringir o limitar” el mandato constitucional del legislativo por parte del “régimen ilegítimo” de Nicolás Maduro.

Popolizio dijo que la reunión del Grupo de Lima renueva su objetivo de “recuperar el orden constitucional y la democracia” en Venezuela, así como una solución “efectiva” a la crisis humanitaria que “atenta” contra la vida de millones de venezolanos, una situación que ya es “impostergable” por el impacto que tiene en toda la región.

El canciller peruano recordó que desde sus inicios el Grupo de Lima ha hecho llamados a la comunidad internacional para que contribuya a la búsqueda de soluciones efectivas a través de unas “elecciones libres y justas”. Aseguró que hay un “mayor compromiso” de varios Gobiernos del mundo para que Venezuela regrese a la democracia.

“Es importante resaltar que nosotros buscamos una respuesta coordinada de las Naciones Unidas para atender la crisis humanitaria, además de destacar la necesidad de que dicha asistencia se realice sin restricciones ni interferencias políticas, en consonancia con los principios internacionales”, concluyó.

El canciller de Perú, Néstor Popolizio / Foto: EFE Por su parte, la ministra de Relaciones Exteriores de Guatemala, Sandra Jovel, anfitriona de esta cita, dijo que el objetivo es la conservación de los valores democráticos, la “libertad en nuestro hemisferio” y terminar la “usurpación del poder” de Maduro.

“Lo que hoy sucede en Venezuela nos continúa preocupando de sobremanera”, reiteró, y agregó que hay “grupos de usurpadores” acabando con Venezuela, un país que en el pasado fue ejemplo de América Latina por su desarrollo y buen Gobierno y del que ahora “poco queda, o quizá ya nada”.

Jovel, quien dijo que los países de la región están “resistiendo la debacle de una forma disfuncional de gobernar a base de muestra de caudillismo, corrupción y terror”, también reiteró su apoyo a “Guaidó y al pueblo venezolano, quienes no están solos”, e indicó que el Grupo de Lima no descansará hasta que retorne el orden democrático para librarse “de la tiranía” de Maduro.

“Consideramos que el diálogo y la no confrontación es la única salida para el restablecimiento del camino, del progreso y la concordia en Venezuela“, proclamó, y reiteró su rechazo a cualquier “acción autoritaria que busque inhibir la voluntad y sentir de un pueblo”, acción militar o uso de la fuerza.

La canciller de Guatemala, Sandra Jovel / Foto: EFE Venezuela vive una tensión política desde enero pasado, cuando Nicolás Maduro juró un nuevo mandato de seis años, producto de elecciones que la oposición declaró fraudulentas tras lo cual Juan Guaidó se proclamó presidente interino, entretanto la población continúa sufriendo importantes carencias de productos básicos como alimentos y medicinas.

El lunes 3 de junio, el Grupo de Lima, aliado de Guaidó, junto al llamado Grupo Internacional de Contacto (GIC) concebido en Montevideo, Uruguay, el 7 de febrero de 2019 para promover la vía de la negociación y el diálogo, acordaron, con el objetivo de impulsar una salida sin violencia o intervención militar, coordinar contactos con países que respaldan al Gobierno de Maduro, como Cuba y Rusia.