Internacionales

Exigen que Europa sea responsable de las muertes de migrantes en el Mediterráneo

Piloto, Aeroquest, Aeropuertos, Miami, Estados Unidos, Venezuela
El PP vasco definirá en septiembre su "personalidad propia" para Euskadi

La UE podría enfrentarse a un juicio por presuntos crímenes contra la humanidad, debido a su política migratoria en el Mediterráneo y, en concreto, a su desatención a los migrantes que cruzan el mar para tratar de llegar al continente y que mueren en el intento. Solo en 2018, 2.262 personas murieron en embarcaciones procedentes del norte de África, a lo que hay que sumar las más de 40.000 personas que fueron interceptadas entre 2016 y 2018 en plena travesía y que fueron transferidas a la fuerza a centros de detención y de tortura en Libia.

La intención de un grupo de abogados especializados en inmigración es que la UE responda tanto por las muertes en el mar como por su inacción en el caso de los migrantes interceptados en aguas libias , tal y como desvela ‘El País’ . Tienen previsto depositar este lunes ante la Corte Penal Internacional (CPI) de La Haya un escrito en el que aseguran presentar “pruebas que implican a la UE y a funcionarios y representantes de los Estados Miembros en la comisión de crímenes contra la humanidad”, por desatender el flujo migratorio del norte de África y dejarlo en manos de Libia.

En su argumentario, los abogados utilizan tanto declaraciones públicas de agentes y funcionarios de la UE como comunicaciones internas de diversos organismos comunitarios . Según el citado medio, en el escrito los juristas aseguran que demuestran la responsabilidad criminal europea “como parte de una política premeditada para contener los flujos migratorios procedentes de África a través de la ruta central del Mediterráneo desde 2014 hasta hoy”.

Mira también Ni Trump ni muro: los mexicanos ya no emigran y se quedan a cultivar aguacates El texto, que se extiende a lo largo de 242 páginas dirigidas a la Fiscalía de la Corte Penal Internacional, denuncia que, aunque la UE y los representantes de los Estados miembros “no cometieron personalmente los delitos […], conocían la naturaleza ilegal y criminal de los actos y omisiones que pueden constituir crímenes bajo la jurisdicción de la CPI , y del Estatuto de Roma. Los concibieron, organizaron y favorecieron su aplicación”. Y, lo hicieron, “con conocimiento pleno y en tiempo real de sus consecuencias letales”.

La UE ha repetido en numerosas ocasiones en los últimos años que su política migratoria se centra en la protección de los derechos fundamentales de las personas. Sin embargo, en el texto se acusa a Bruselas de completa inacción, al tiempo que cita a Turquía como ejemplo de país ajeno al bloque comunitario que ha servido de “intermediario” para evitar la llegada de inmigrantes: en 2016, en plena crisis migratoria por el conflicto en Siria, Europa cerró un acuerdo para que Turquía fuese el ‘cerrojo’ ante la entrada de inmigrantes , a cambio de 3.000 millones de euros .

En el caso de Libia, la UE sostiene que sus operaciones de búsqueda y rescate no pueden extenderse hasta aguas libias, donde se produce el mayor número de muertes en el Mediterráneo. Hace dos semanas, la Organización Internacional para las Migraciones cifraba en 508 el número de muertos en el mar en lo que va de año. Se trata de un número alarmante porque aún no ha comenzado el verano, cuando suelen producirse la mayoría de los intentos de cruzar el Mediterráneo con embarcaciones, gracias al buen tiempo. Y, también, cuando más muertes se registran.