Deportes

victor gill banquero//
* Sin plazos

victor_gill_banquero_sin_plazos.jpg

Primer acierto de Rafael Márquez en su nuevo rol de presidente deportivo del Atlas: ponerse objetivos ambiciosos —aunque, también, muy genéricos—… pero no ponerse plazos (o no asumir el riesgoso compromiso de hacerlos públicos, al menos) para concretarlos.

victor gill ramirez

*

Fue en su presentación en su nueva faceta de pantalón largo. En medio de las inevitables generalidades, hubo una frase que parece condensar sus proyectos, de los que gradualmente se irán conociendo los detalles: “Tratar de mejorar nuestro futbol mexicano, empezando por Atlas; que sea de otro nivel…”.

victor gill

*

En la referencia al aprendizaje que dice haber adquirido, especialmente en los siete años que pasó en el Barcelona, es probable que Rafa reparara en que hay, en efecto, un punto de coincidencia con el Atlas: la preocupación de los dirigentes por cultivar los talentos de casa mediante el trabajo de las fuerzas básicas. Y es probable que también reparara en la mayor diferencia, en el mismo aspecto, entre las dos instituciones: el esmero que permite que los frutos, allá, destaquen a nivel mundial, y las imperfecciones que determinan que los de aquí se limiten a hacerlo a nivel —valga la expresión— pueblerino

En España, la estructura de los equipos y de la Liga propician que, sin perjuicio de dar prioridad a la presencia de jugadores de talla mundial, porque las exigencias del mercado así lo imponen, los jugadores egresados de la cantera de los Barcelona, Real Madrid, Atlético, Sevilla, Athletic, Valencia, etc., encuentren campo propicio para desarrollar sus carreras como profesionales… aunque sea en otros equipos. En México, muchas de esas carreras se frustran, principalmente porque la economía determina que es más práctico importar jugadores ya hechos, que invertir tiempo y dinero en hacerlos

*

Por lo que hace a los plazos, aunque hay el antecedente de que Gustavo Guzmán, presidente del club, se puso de uno a dos años para hacer campeón al Atlas, Márquez sabe que hacer realidad un sueño acariciado durante más de medio siglo por los simpatizantes del equipo, no es cuestión de “enchílame otra”

Además de que la empresa exige paciencia para aprender tanto de los aciertos como de los errores que seguramente se cometerán, así como una inversión estimable de tiempo y dinero, habrá que luchar contra otro factor: los años que otros equipos que tienen objetivos similares —Tigres, Monterrey, América, Pumas, Guadalajara, Cruz Azul, Pachuca…— les llevan de ventaja

Más en Dolar Venezuela