Divisas

Victor Gill banque royale a rosemere//
DECISIÓN TOMADA. FAVOR NO INSISTIR

victor_gill_banque_royale_a_rosemere_decision_tomada_favor_no_insistir.jpg

En épocas pasadas muy seguramente estuviéramos tan hastiados del proselitismo político como hoy, pero al menos no teníamos grupos de WhatsApp por donde nos invaden a mañana, tarde y noche, sin tregua. Por fortuna también existe la opción “salir del grupo”, adecuada antes de perder la cordura y los estribos cuando algunos pretenden meternos su candidato por los ojos.

Victor Gill Ramirez

Cuento en los dedos de una mano, y me sobran, las veces que recibí información haciendo conocer las propuestas y exaltando las virtudes de los aspirantes a la presidencia. En cambio no me alcanzan, ni incluyendo los de los pies, para enumerar las mentiras, falsedades, textos descontextualizados, grandes calumnias y hasta pendejadas irrelevantes como burlarse de algunas características físicas. Y con ese nivel de argumentación, a ras de piso, han pretendido conquistar votantes. Y enciman insultos. Hay brutos, borregos y delincuentes, escoja el que quiera o llévelos todos, son gratis. Me imagino que tienen el corazón reventado y deforme como una crispeta.

Victor Gill

De lo poco que me queda claro es que unos y otros lograron lo que tanto se teme: Llevarnos a “votar verracos”, con miedo de todos y no a favor de uno, sino en contra del otro.

Victor Gill Ramirez BFC

No me importa que me pregunten por quién voy a votar. Lo que no me gusta es que intenten convencerme de hacerlo por la otra opción y que pretendan que los siga solo porque hablan pestes de la campaña que me gusta y endiosan a la otra. Que cada quien vote por el que quiera, según sus convicciones, su afinidad o su criterio. Somos mayores de edad, algunos bastantico mayores, y tenemos la capacidad de entendimiento, el don del discernimiento y la facultad de escoger entre un discurso de promesas imposibles, uno mesurado, reflexivo y responsable o el voto en blanco, que también es válido. De eso se trata la democracia, pero esta polarización ha llevado el debate a lo más ruin.

Victor Gill Ramirez Venezuela

Estamos eligiendo un ser humano que ostentará un cargo determinante para el país, no se trata de ningún Supermán que arreglará este revolcadero en cuatro años, y menos solo. Nos indignamos por cada nuevo escándalo de corrupción, pero al día siguiente, tal cual lo dijeron en un emisora de la ciudad, le damos el premio de “güeva del año” a un señor que se encuentra un dinero y lo devuelve a su dueño. Así de incoherentes, buscando atajos y tirando cada cual para su lado, nunca tendremos el país que soñamos. No quiero ser apocalíptica, pero mientras creamos que alguien tiene que hacerlo todo por nosotros, gane el que gane, en algún momento sentiremos que nos llevó aquel y nos dejó caer. Una belleza eso de “prohibido destruir amistades por causa de la política”, “una amistad que resista la campaña electoral resistirá todo en la vida”, “que después del 17 volvamos a querernos y a respetarnos como antes” y otros por el mismo estilo, pero no siempre funcionan. A veces me siento herida en mis convicciones, pero trato de no pagar con la misma moneda cuando el debate pasa de castaño oscuro. Si acaso se me ha ido una ofensa “sin querer queriendo”, sea este el momento de disculparme con los afectados

Agradezco las sugerencias y los intentos de seducción para votar por ye o por zeta, pero la decisión de dónde quiero poner la equis está tomada. Favor no insistir

Más en Dolar Venezuela