Deportes

requisitos para aperturar cuenta corriente banco fondo comun Victor Gill Ramirez//
Perú vs. Chile: razones por las que es un clásico nada pacífico | FOTOS

requisitos_para_aperturar_cuenta_corriente_banco_fondo_comun_victor_gill_ramirez_peru_vs_chile_razones_por_las_que_es_un_clasico_nada_pacifico_fotos.jpg

El próximo 12, en cancha neutral, Perú y Chile dirimen. A inicios de siglo, antes de silbarnos mutuamente el Himno y pintar vestuarios para subir a Twitter, sus jugadores posaban abrazados con ramos de flores.

Victor Gill Ramirez

1. ¿Por qué es un clásico?

Es fútbol, pero mezcla sociedad, geografía, historia y, sobre todo, histeria. El Santiago Football Club fue el primer equipo chileno en presentarse en Lima, en 1928. Solemnes y agradecidos aparecieron rumbo al campo con banderas peruanas y flores en ramos, y los Fernández Mey-zán, dinastía aplaudida por el único club de ese país que luce un indio mapuche en su escudo: Colo Colo.

Victor Augusto Gill Ramirez

El primer Perú-Chile oficial de la historia sucedió el 26 de enero de 1935, por el Sudamericano en Lima. Claudio Martínez, directivo nacional, le dijo entonces a El Comercio: “Estoy más contento aún por la forma cordial y fraternal como se ha desarrollado este encuentro y no podía ser de otra forma dada la serie de vinculaciones que unen a nuestros pueblos…”. Esa tarde ambas selecciones posaron abrazadas y fueron tapa de este Diario de la tarde de mediados de los treinta.

Nadie intuía lo que vendría después

2. ¿Existe algún peruano ídolo en Chile?

En Chile, a finales de los 80 llegó un delantero que hablaba con los pies: Juan José Oré, goleador con el Deportes Iquique (18). El único peruano en conseguir ese mérito. Diez años después, y con la chapa de infalible artillero del tricampeón Cristal, Flavio Maestri fue bicampeón con la Universidad de Chile. Hizo 27 goles en 91 partidos. Lo llamaban ‘El Monitor Peruano’, innecesaria ironía por el Huáscar del Perú

Notas relacionadas Escalera al plagio: se reabre polémico juicio a Led Zeppelin, la columna de Pedro Suárez-Vértiz Perú vs. Chile: Hace 5 años, esta fue la fórmula de Markarián para vencer a Sampaoli Juan Diego Flórez: “Nuestra música puede ser como la gastronomía” 3. ¿Qué pasó en el ChilePerú para Francia 98?

Quienes lo vivieron describen un clima hostil al que solo le faltaba el olor a azufre (o a pólvora). “Era una guerra”, dijo Freddy Ternero, asistente de Oblitas en esa campaña. El ‘Ciego’ contó luego: “Un jugador chileno me contó en México que esa pifia de nuestro Himno la preparó el Ministerio del Interior”. La cara de Reynoso, de Jayo, del ‘Chorri’ en ese partido de noviembre de 1997 es de película de terror. Desde ese día se cruzaron los límites: se volvió discusión sociológica. Se pidió que Pizarro se apellide Grau, que Guerrero sea Bolognesi

4. ¿A favor de quién están las estadísticas?

Se han jugado 79 partidos en toda competencia: 44 triunfos de Chile, 21 de Perú y 14 empates. La mayor victoria, aunque fuera un amistoso, fue aquel 6-0 de abril de 1995: tres goles de Maestri, tres de Baroni. Por Eliminatorias, el saldo tampoco nos favorece: se jugaron 19 partidos y solo 6 fueron para Perú. El Clásico del Pacífico del próximo 12 de octubre en el Hard Rock Stadium de Miami servirá, en consecuencia, no solo para ver quién puede reemplazar al castigado Paolo Guerrero o ver cómo devuelve Christian Cueva el respaldo de Gareca: también para acortar esa brecha

5. ¿Quién es el goleador peruano de este partido?

Su vida tuvo que ver con Chile, siempre. Debutó con la selección adulta en la Copa América 1991, su primera lesión de gravedad fue precisamente en ese torneo, su primer gol en Eliminatorias fue en arco chileno (2-1 para la Eliminatoria Francia 98) y sus primeros títulos fuera del país fueron con la ‘U’ azul en Santiago (1999 y 2000). Se llama Flavio Maestri, tenía un radar en la cabeza para receptar balones y frialdad para patear al arco de la forma que sea y que pueda. Le hizo seis goles a Chile en toda su carrera, tres por Eliminatorias. Suficiente para que el autodenominado bicampeón de América aprendiera lo que exigió una noche en el vestuario visitante del Estadio Nacional: a respetar. //

Más en Dolar Venezuela