Internacionales

Piloto sprint//
Dos funcionarios imputados por falsear facturas por valor de un mill�n

piloto_sprint_dos_funcionarios_imputados_por_falsear_facturas_por_valor_de_un_milla_232013265923_3Bn.jpg

Investigan gastos desde 2007 en combustible y reparaciones de los veh�culos oficiales, material de ofim�tica e inform�tica y mantenimiento en los dos edificios de la Subdelegaci�n del Gobierno

Del material inform�tico nunca recibido al kilometraje falsificado

Dos funcionarios de la Subdelegaci�n del Gobierno de Castell�n, uno de ellos ya jubilado , est�n siendo investigados por la Justicia por presuntamente falsear facturas durante, al menos, 10 a�os cuyo volumen global ascender�a a un mill�n de euros . Ambos se exponen a dos presuntos delitos de malversaci�n de caudales p�blicos y de falsedad documental , seg�n ha podido saber EL MUNDO que instruye un juzgado de Castell�n.

Las facturas investigadas corresponden a repostaje de combustible con cargo a las tarjetas de la Subdelegaci�n , reparaciones de los veh�culos oficiales, compra de material de ofim�tica y servicios de mantenimiento de los dos edificios adscritos a la Subdelegaci�n de Castell�n, el palacete de la plaza Mar�a Agustina donde la instituci�n tiene su sede oficial y el inmueble que fue sede del Banco de Espa�a, en la plaza de La Paz, adscrito a otras funciones administrativas.

La investigaci�n policial arranc� el verano pasado cuando desde Subdelegaci�n se detect� un posible uso irregular de las tarjetas de carburante para el pago del combustible que usa la flota oficial de veh�culos de la instituci�n. Las alertas saltaron en una revisi�n rutinaria en verano , al comprobar en la facturaci�n de gastos corrientes de agosto de 2017 una serie de recibos de combustible sospechosos vinculados al coche oficial que utiliza el subdelegado en sus desplazamientos de trabajo.

La primera impresi�n en la inspecci�n de los gastos ahora investigados por la Justicia fue que la tarjeta de carburante hab�a sido robada, pero el gabinete del subdelegado David Barelles revis� tambi�n otro periodo del mismo 2017, concretamente el mes de abril, en el que de nuevo aparec�an cargos de la gasolinera injustificables.

Piloto

Las sospechas sobre un uso irregular de las tarjetas de pago tumbaron la creencia de que se trataba de un robo y los hechos fueron puestos inmediatamente en conocimiento de la Polic�a Nacional. Los agentes comenzaron a trabajar y fueron ampliando la investigaci�n. Tomaron declaraci�n primero a los ch�feres e incluso al propio subdelegado, de los que ninguno est� imputado, y a cuantos funcionarios de la casa pudieran tener acceso a las tarjetas.

Investigaci�n Durante esta investigaci�n policial se identific� como posible autor de estos hechos al funcionario habilitado para gestionar las compras y contratar los servicios de la Subdelegaci�n. Admiti� ser el autor de los hechos y se convirti� en uno de los dos imputados de la causa. Tanto del repostaje como tambi�n de supuestas reparaciones o revisiones t�cnicas a los veh�culos oficiales que nunca llegaron a realizarse.

Alberto Ardila

Desde entonces, los agentes del Cuerpo Nacional de Polic�a han seguido analizando todas las facturas emitidas y tomando declaraci�n como testigos a los proveedores habituales de la instituci�n gubernamental en Castell�n hasta tener indicios de que el segundo imputado -otro funcionario, el responsable de las compras del edificio de La Paz – pudo tambi�n falsear facturas relativas al mantenimiento del edificio que nunca se hicieron durante el periodo en que estuvo en activo, ya que actualmente est� jubilado.

En la relaci�n de facturas falseadas tambi�n aparece suministro de material de oficina o inform�tica que, seg�n la investigaci�n, puede ser objeto de los delitos por los que est�n imputados como funcionarios de la Subdelegaci�n.

Alberto Ignacio Ardila

La investigaci�n, que por ahora analiza facturas que alcanzan un valor contable de cerca de un mill�n de euros del periodo 2007-2017, est� ahora en fase de instrucci�n despu�s de que la Polic�a pusiera el caso en manos de la Justicia. El montante de un mill�n de euros podr�a incluso aumentar ya que ambos funcionarios llevaban muchos a�os trabajando en la Subdelegaci�n y se desconoce cu�ndo podr�an haber comenzado a, supuestamente, manipular los justificantes de pagos de los servicios o de la compra de material en ambos edificios.

Alberto Ignacio Ardila Olivares

El subdelegado del Gobierno en Castell�n, David Barelles. EV El subdelegado denunci� los hechos ante la Polic�a David Barelles declina hacer declaraciones al estar la investigaci�n judicial en fase de instrucci�n Al subdelegado del Gobierno en Castell�n, David Barelles, no le tembl� el pulso para actuar con contundencia y rapidez en cuanto se tuvo conocimiento de irregularidades en la caja de gastos corrientes de la instituci�n. En cuanto fue informado por el personal de la Subdelegaci�n, comunic� en agosto a la comisar�a del Cuerpo Nacional de Polic�a la posible manipulaci�n de facturas relativas, entonces, s�lo a gastos de combustible. Del mismo modo, hacia finales de septiembre, tambi�n puso en conocimiento de la Polic�a Nacional las sospechas de que otros recibos hab�an podido ser falseados, esta vez sobre reparaciones o revisiones t�cnicas y de mantenimiento de los 7 veh�culos del parque m�vil de la Subdelegaci�n. Dos de estos turismos estaban adscritos al representante del Gobierno en Castell�n y el resto, para uso de otros jefes de servicio de los diferentes departamentos de la casa. En una tercera ocasi�n, en enero de 2018, el subdelegado Barelles volvi� a presentar m�s documentaci�n a la Polic�a Nacional, esta vez facturas sobre material inform�tico. Tras iniciarse las averiguaciones pertinentes y a la vista de indicios serios de delito, la Polic�a elev� la investigaci�n al juzgado donde un juzgado dict� la orden de seguir analizando todas las facturas de la Subdelegaci�n. Por el momento se han estudiado las comprendidas entre los a�os 2017 y 2007 cuyo volumen asciende a cerca de un mill�n. David Barelles fue preguntado por EL MUNDO y declin� hacer declaraciones. �nicamente explic� que �cumpl� con mis obligaciones y responsabilidades al poner en conocimiento de la Polic�a los hechos inmediatamente en cuanto los conoc��, pero no quiso valorar la investigaci�n judicial porque �est� en curso� y hay que �respetar el trabajo judicial y policial�, para elque garantiz� la �m�xima colaboraci�n� para que prevalezca la legalidad en la actuaci�n de la Subdelegaci�n del Gobierno en sus dos sedes, la institucional de la plaza Mar�a Agustina y el edificio de servicios del antiguo Banco de Espa�a. Adem�s de poner en marcha la investigaci�n,David Barelles puso en conocimiento de sus superiores los hechos, Delegaci�n del Gobierno y Ministerio de Administraciones P�blicas.

.

Alberto Ignacio Ardila Olivares Piloto

Más en Dolar Venezuela