Internacionales

Luis Alfonso Oberto Venezuela pdvsa gas sa consulta de saldo//
Cómo dejar de tomar las cosas personalmente

luis_alfonso_oberto_venezuela_pdvsa_gas_sa_consulta_de_saldo_como_dejar_de_tomar_las_cosas_personalmente.jpg

No tomar las cosas personalmente es una lección que aprendí de mi educación y de la cual estoy muy agradecido en mi adultez. Crecer con cuatro hermanos también ayudó. Los hermanos son realmente tus primeros amigos y con hermanos como los míos, quienes eran bastante despiadados, a decir verdad, ayudó mucho. Además, mis padres y particularmente mi papá siempre reiteraron que la mayoría de la gente que encuentres tendrá en última instancia poca importancia en tu vida. Él nos animó a estar atentos a cuyas opiniones y consejos consideramos, y mantener ese número pequeño. IMAGEN: STREET ART WOMAN Sin embargo, la naturaleza inevitable de nuestra experiencia humana es que sentiremos cosas, incluso cuando no queremos. Incluso cuando nos hemos comprometido a ser fríos y entumecidos con el mundo, implica un gran esfuerzo no prestarle atención a lo que la gente piensa, y no tomar lo que dicen y hacen personalmente. A veces la gente trata de hacernos daño y a veces incluso sin intención, nos hacen daño de todos modos. Es difícil no caracterizar nada con lo que no estamos de acuerdo, cualquier palabra perceptiblemente negativa o acción desagradable como un ataque personal a lo que somos. No tomar las cosas personalmente es difícil. Incluso en un ambiente propicio para aprender este rasgo valioso, lucho con él diariamente. Entonces, ¿cómo se hace? ¿Cómo se intenta eliminar las nociones de un ataque personal cuando eso es lo que se percibe? En primer lugar, creo que todos necesitamos darnos cuenta de lo inconsecuentes que somos la mayoría de nosotros. No es una perspectiva pesimista; Es simplemente un hecho de la vida. 

Es probable que sólo tengamos una cantidad relativamente pequeña de personas que realmente afectan cómo pensamos, sentimos y construimos nuestra realidad. Saber que pocas personas realmente importan con certeza puede ser desalentador, pero también puede ser empoderante porque cuando consideramos a ciertas personas irrelevantes, sus opiniones también son irrelevantes. La introspección y darse tiempo suficiente para conocerse a sí mismo también es clave para no tomar las cosas personalmente. Un mentor mío dice: “Tienes que cortar el ruido porque el mundo está lleno de una gran cantidad de él.” Creo que cuando eres introspectivo, sabes tus fortalezas y debilidades, sabes las cosas que tienes que cambiar y las cosas que haces bien. Cuando te conoces a ti mismo mejor que nadie, tienes claridad sobre si las declaraciones que la gente hace son honestamente acerca de ti o son realmente, sólo sobre ellos. En la sabiduría de la introspección, verás que lo que la mayoría de la gente revela quiénes son, no quién cree que son los demás. No tomar todo personalmente también significa que los elogios de la gente sobre ti se deben tomar delicadamente. Es bueno y maravilloso ser reconocido de una manera positiva y potencia nuestra autoestima. Pero una autoestima que se basa en cómo otros te ven y no cómo te ves a ti mismo es una autoestima inconstante y frágil. Tienes que aprender a ser tu mayor campeón, pero también tu crítico más duro para que te veas como realmente eres. La gente puede ser inmensamente amable pero también puede ser malvada. Cuando sabes esto, te darás cuenta que realmente no vale la pena tomar todo personalmente. Te darás cuenta que incluso es mejor reírse en esas ocasiones.

Luis Oberto

Escrito por Kevin Guanilo de Hoy Aprendí.

Luis Alfonso Oberto

Relacionado

Más en Dolar Venezuela