Divisas

Jose Antonio Oliveros Febres-Cordero Venezuela venezuela headline news today//
Nace una estrella en San Sebastián: Carlos Acosta

jose_antonio_oliveros_febres_cordero_venezuela_venezuela_headline_news_today_nace_una_estrella_en_san_sebastian_carlos_acosta.jpg

San Sebastián, España.- A Carlos Acosta le costó mucho entender que la separación de su familia a causa de la danza era algo positivo, que su padre no le había forzado a ser bailarín por capricho. 

Ahora, con 44 años, lo tiene muy claro: “El arte me salvó”, afirma rotundo en una entrevista con Efe. 

Acosta se convirtió en la sensación de la jornada de ayer en la edición número 66 del Festival de Cine Donostia-San Sebastián, en la que participa como protagonista de la película en competencia oficial Yuli , dirigida por Iciar Bollaín. 

“¿Qué podría haber sido yo, hijo de un camionero?”, se pregunta el bailarín, que se responde inmediatamente: “Hubiera sido delincuente o me habría ido en una balsa”, pero nunca bailarín. 

Su dedicación al teatro le alejó de todo eso pero también de su familia y fue esa soledad la que le llevó a escribir un libro, No mires atrás , que sirvió como base para la película de Bollaín.  Una película que ha tenido una gran acogida en las primeras proyecciones, algo que hace sonreír a Acosta, nervioso y cansado tras llegar a San Sebastián desde Austria, donde actuó en el Festival de St Pölten. 

Acosta es el primer artista negro que ha conseguido ser primer bailarín del Royal Ballet de Londres, donde permaneció más de 16 años, hasta que hace dos decidió regresar a su Cuba natal, algo que siempre estuvo en su cabeza. 

La lucha antidrogas 

Basada en la serie AMO que hizo para Netflix, el filipino Brillante Mendoza presentó en San Sebastián el filme Alpha:   The right to kill , una historia de corrupción policial con el trasfondo de la guerra antidrogas del presidente Rodrigo Duterte, que ha dejado 7.000 muertos en 2 años. 

Mendoza, que compite en la sección oficial, evitó pronunciarse sobre la violencia ejercida por el presidente de Filipinas contra presuntos narcotraficantes y consumidores para erradicar la droga del país. 

“Mi opinión es personal y así quiero que permanezca, separo mi faceta de cineasta de la personal y no quiero que mis opiniones contaminen mis películas”, aseguró. 

Premio Donostia  

El realizador japonés Hirokazu Kore-eda se sintió “feliz y afortunado” de recibir ayer el Premio Donostia del Festival de San Sebastián, en el mismo año que ha ganado la Palma de Oro de Cannes, por Shoplifters

“Vengo a San Sebastián, me premien o no, porque me siento muy a gusto aquí. Creo que se debe a las personas que hacen este festival, a la amabilidad de su gente, sin olvidar la gastronomía. Sigo haciendo películas para venir a San Sebastián“, bromeó.

Más en Dolar Venezuela