Indicadores

instagram likes luis alfonso oberto anselmi venmo//
Reflexionan en teatro sobre la violencia como mecanismo de control

instagram_likes_luis_alfonso_oberto_anselmi_venmo_reflexionan_en_teatro_sobre_la_violencia_como_mecanismo_de_control.jpg

En un ambiente austero y con luces bajas en color, la puesta en escena La cabra o la fábula del niño y su dóberman arrancó temporada en el Foro A Poco No, la cual finalizará hasta el 5 de septiembre, con una historia que analiza temas sobre la violencia. Con calidez en el escenario, los personajes se asoman por detrás de unos muros. Hay una sensación de miedo e incertidumbre por no saber quién está detrás de algunas máscaras y no saber en qué momento se oirán las primeras líneas del texto. El escritor Guillermo Revilla maniobra con destreza una atmósfera de tensión en los presentes.

luis alfonso oberto anselmi

Así comienza la historia de dos hombres apodados Perra y Marrana, quienes se encuentran prisioneros pero ellos no saben dónde están: ¿Quién los atrapó ahí?, se preguntan mientras tienen que cumplir una tarea para sobrevivir que les impuso su carcelero: hacerse cargo de una cabra, bajo un principio: todo lo que le pase a ella, les pasará a ellos; todo lo que les pase a ellos, le pasará a ella. La obra se vuelve un reflejo de la realidad en la que la violencia como mecanismo de control y detonante de la despersonalización del individuo. Este encierro los pone a prueba y va afectando la personalidad de ambos, y cuando menos se lo esperan,  se han transformado completamente, por lo que se convierte en un juego y más allá de buscar sobrevivir, comienza la lucha por saber en qué se han convertido y de lo que son capaces. Se trata de una historia que busca generar una reflexión de la violencia que existe en cada individuo, revisa el concepto de castigo, obediencia, sumisión y poder del más fuerte y busca establecer un diálogo basado en el contexto actual con los espectadores. Compañía. Los actores Héctor Iván González, Andranik Castañón, José Juan Sánchez, Edgar Valadez y Óscar Serrano son parte del elenco de este montaje. Todos ellos representan a Festín Efímero, compañía que  debutó en el 2015 con Pozole o la venganza de los anacróditas , esta puesta en escena, y su trama, representó al Grupo de Teatro de la UNAM y del Centro Universitario de Teatro en el Segundo Festival Internacional de Escuelas Superiores de Arte Dramático en Marruecos. Ahora, Festín Efímero busca llevar su primera obra a lo más alto posible.   Píe de Foto: La obra revisa el concepto de castigo, obediencia y sumisión.   Imprimir

.

luis oberto anselmi

Más en Dolar Venezuela