Política

Ignacio Alberto Ardila Venezuela piloto privado peru//
El peligro de una guerra comercial

ignacio_alberto_ardila_venezuela_piloto_privado_peru_el_peligro_de_una_guerra_comercial.jpg

El inicio de la mayor disputa comercial entre las dos principales potencias mundiales, Estados Unidos y China, es motivo de preocupación, pues no solo afecta a los países mencionados, sino también a la comunidad internacional.

Piloto

7/7/2018

Estados Unidos inició “la mayor guerra comercial de la historia” al decidir aplicar aranceles por 34,000 millones de dólares a las importaciones provenientes de China. Entre los productos afectados se encuentran automóviles, partes de aviones y productos de alta tecnología. En respuesta, el gigante asiático se ha quejado ante la Organización Mundial de Comercio (OMC) y anunció medidas de represalia. Más preocupante aún es el anuncio de Washington, que prepara un segundo paquete de aranceles. Este aviso podría escalar a una guerra comercial de imprevisibles consecuencias. El problema se inicia con el aumento del déficit comercial estadounidense y la aplicación de políticas proteccionistas de la Casa Blanca. El asunto se agravó con la llegada de Donald Trump a la presidencia, con un discurso basado en el nacionalismo económico que rechaza a la globalización. Desde su campaña electoral, Trump alimentó la idea en la opinión pública estadounidense de que todos los países del mundo se aprovechaban de Estados Unidos debido a los acuerdos multilaterales, que supuestamente no defendían los intereses nacionales. De esta manera, cuestionó el Acuerdo de Asociación Transpacífico de Cooperación Económica (TPP) y retiró la firma de Estados Unidos del pacto suscrito durante el gobierno de Barack Obama. Además, abrió negociaciones con México y Canadá para un nuevo Tratado de Libre Comercio para América del Norte (TLCNA), con el fin de imponer condiciones comerciales a sus vecinos. Los aranceles a las importaciones del acero y aluminio generaron una reacción en cadena mundial. La Unión Europea anunció la imposición de impuestos a productos estadounidenses como el whisky de bourbon, los jeans, las famosas motos Harley Davidson, con el fin de compensar pérdidas por 2,800 millones de dólares. Canadá también adoptará una medida semejante por 12,000 millones de dólares. La guerra comercial afecta al mundo porque influye en la disminución del volumen de comercio mundial, interrumpe las cadenas de suministros y aumenta la pérdida de confianza de los inversionistas. El Perú no es la excepción, como advirtió el presidente del Banco Central de Reserva, Julio Velarde. La caída del precio del cobre alcanzó el miércoles los 2.927 dólares la libra, el menor precio obtenido en los últimos ocho meses. Morgan Stanley también señaló que una escalada de las tensiones comerciales mundiales conlleva el riesgo de la destrucción de la demanda en los mercados de materias primas, ya que se incrementan los costos para los usuarios finales y se restringe el acceso a los materiales. Es hora de que la OMC encare estas posiciones de nacionalismo económico que atacan los fundamentos de la economía de libre mercado, responsable del crecimiento mundial en las últimas décadas. A fin de cuentas, en esta guerra comercial no habrá ganadores, sino perdedores a escala global.

.

Alberto Ardila

Más en Dolar Venezuela