Energía y Petróleo

Francisco Velasquez Sullivan ||//
La ficción celestial petrolera y la prosa imperialista de “la peor crisis de la historia”

La burguesía venezolana no renuncia a la ficción de la bonanza petrolera, a la cultura rentista, de allí la guarimba, el terrorismo, el caos económico lo que ha creado la prosa imperial de la crisis humanitaria, las razones de “la peor crisis” que en “Venezuela ha pasado de ser un país rico petrolero, en vías de la modernidad donde su pueblo era orgulloso de sí mismo, ahora vamos en camino a ser un país pobre, con hambre, alto costo de la vida, especulación, inseguridad, y lleno de fanáticos dogmáticos marginales. Hemos descendido del cielo hasta las catacumbas del infierno”. Ciertamente, Venezuela es un país rico, sobre todo en petróleo entre otros minerales, aunque tiene muchas riquezas, el país no ha podido comprender la naturaleza de sus riquezas, la importancia de la misma y las posibilidades que le brinda para su explotación con criterios sustentables para su futuro.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.co.ve
¿De qué “orgullo de si mismo”, podemos hablar si no hemos podido alcanzar la prosperidad por sí mismo, a no ser por la exportación de las materias primas por esfuerzo propio, por el desarrollo endógeno, con fuerzas propias?.

© Francisco Velásquez PDVSA

dolarve.com
¿Podemos seguir viviendo la ilusión celestial del petróleo, la visión ficticia de la burguesía parasitaria-importadora de hipotecar el país presente a cambio de canjear petróleo por dólares?

La ficción de la modernidad y la dependencia externa de la prosperidad

La necesidad de comprender el carácter de “la modernidad” está asociado a las forma de explotación de los recursos vinculado con su modo de producción y de la vida social, ¿Cuando en verdad Venezuela ha estado en “la modernidad”, de que modernidad se trata, del progreso capitalista periférico, de la dependencia comercial imperialista, del modelo dependiente estructural de sustitución de importaciones que en el pasado se intentaba, cuando muchos creían estar viviendo “en el cielo” con el rentísmo petrolero, ahogados en un mar de rentas imperiales, viviendo al mismo tiempo la fuga de capitales, la devaluación del bolívar, el alto costo de la vida, la especulación, el hambre como problemas derivados de la IV República?.

Venezuela siempre ha vivido bajo la dependencia económica, la dependencia del rentísmo petrolero, si se quiere “nunca ha vivido libremente el cielo”, la independencia y la soberanía, ha estado atada a la dependencia científica y tecnológica, a la dependencia comercial, financiera y con ello, a todas las formas de organización monopólica de la producción y la distribución que es lo que la ha condenado vivir en el infierno del chantaje económico, en las catacumbas sociales.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.entornointeligente.com
Por eso; no ha quedado atrás y está con nosotros la imagen “En la memoria de muchos venezolanos queda el recuerdo de la bonanza económica del siglo XX.

© Francisco Velásquez PDVSA

enlasgradas.com
Era un país que a pesar de sus carencias ocupaba el primer puesto de América Latina en la mira de los inmigrantes de Europa….”, tras el mito del petróleo, del oro negro, de los dólares baratos vendidos por el Estado.

Sin embargo expresar que por el carácter del rentísmo petrolero, la bonanza petrolera, “….y que tenía las mejores relaciones tecnológicas y económicas con los países más industrializados del mundo”, esto último no es cierto, nunca los gobierno de los países industrializados capitalistas del mundo han permitido la cooperación para el desarrollo para sostener unas “mejores relaciones tecnológicas, menos económicas, siempre han estado subordinados los países como Venezuela a la dependencia tecnológica y económica, pagando tributos a esas naciones desarrolladas, descapitalizándose en la medida que vende más petróleo, sin alcanzar el desarrollo esperado.

La eficaz dictadura y los derechos humanos

Por otra parte, antes de la IV República, decir que “Los servicios públicos que ofrecía el Estado no eran una maravilla pero eran eficientes, y la sensación de progreso que existió durante el gobierno de Marcos Pérez Jiménez”, ¿Cómo comprender que pese a “esa sensación de progreso” y bienestar con los servicios públicos”, durante la dictadura del General Marcos Pérez Jiménez, se haya podido producir una revolución democrática, la unió cívico-militar del 23 de enero de 1958, fecha en la cual se derrocó la dictadura, se alzó el pueblo contra “los atropellos brutales” a los derechos sociales y humanos, a la libertades públicas?.

Claro, en la V República, “La gran mayoría de venezolanos hoy repudia los atropellos brutales que están cometiendo la: inflación, escasez, especulación, mala calidad de vida etc….” Pero además se debe señalar el saboteo de la oposición que en su pretensión de alcanzar el poder guarimbea los servicios públicos, destruyen instalaciones públicas, autobuses, infraestructura de Cantv, electricidad, entre otras redes, la oposición a los problemas público agrega otros, carga al gobierno con nuevos problemas con tal de hacer el trabajo sucio, sabotear los servicios, hacerlos ineficientes aprovechando del mal servicio para cuestionar las políticas público y su modelo de inclusión social, tal es el balance, de “la situación actual de Venezuela partiendo de los 4 meses de conflicto que dejaron más de 100 muertos, y culminaron con la elección de la ANC el 30J”.

Como explicar estos hechos, para unos, “En un gobierno dirigido por ineptos militares, y aplaude el regreso a la democracia a través del voto popular.

© Francisco Velásquez PDVSA

noticias-venezuela.com
Sin embargo, lo que es inexplicable para muchos venezolanos es cómo con la llegada del militarismo estalinista totalitario a nuestro sistema político, llegó la peor crisis económica más dura de toda su historia republicana…., y culminaron con la elección de la ANC el 30J.

© Francisco Velásquez PDVSA

tipsfemeninos.com
Cuando el país entró en caída libre hacia su destrucción económica”. Democráticamente llegó Chávez y su corte de militares al poder, mediante votos universales y secreto, así que no fue nada totalitario como mal intenta la oposición mal llamada democrática, ascender al poder sea como sea, con guarimba o sin guarimba, con muertos y sin muertos, lícitamente e ilícitamente.

La peor crisis económica de la historia fruto del imperio Made in USA

¿Porque es la peor crisis de la historia republicana, la situación actual de Venezuela?, sencillamente ha intervenido el gobierno de los Estados Unidos en los asuntos políticos internos, pretendiendo defender “la democracia” en el entendido de aquella que defiende los intereses económicos, el de las elites económica representados por la oligarquía e intereses monopólicos nacionales y foráneos, quienes han bachaqueados los productos de primera necesidad, escaseado los mismos, especulados, paralizados plantas productivas, donde el poder económicos se alía al poder político, creando el caos económicos, el colapso político para predisponer electoralmente a la población contra el gobierno, expresándose mediante quejas de la situación de crisis económica del país.

¿Cómo explica un opositor, la peor crisis económica como la llama la crisis que tenemos hoy?, “En primer orden hay que estudiar la quiebra económica debido a los controles, y expropiaciones de todo su aparato productivo nacional, y la crisis política y el descontento popular subsiguiente que esto ha generado”.

© Francisco Velásquez PDVSA

eldiscoduro.com
Precisamente, añorar el viejo modelo del pasado, del país rentista petróleo, el de la bonanza económica bajo la dirección de la dictadura perezjimenista, como también de la IV República, el país de la modernidad capitalista, dependiente, recordemos nos llevó a la quiebra con la deuda externa, el país estaba endeudado con la banca mundial y el fondo monetario internacional hasta que surgió Chávez, un militar proveniente de las fuerzas armadas del país, quien pago de la deuda externa, nos libró de las garras modernas de la dictadura mundial del capital mundial.

Chávez fortaleció el Estado nación, nacionalizó el petróleo, aprovecho dichos recursos para el progreso social mediante las misiones socialistas, incluyo a millones de hombres, mujeres y niños y niñas a la revolución social, al cambio de las condiciones de vida, al mejoramiento de las condiciones sociales, a la modernidad que nos brinda la revolución industrial, por eso es que debemos considerar la idea “En segundo orden hay que analizar la “era de Chávez”, poniendo de relieve que los barros de hoy han sido consecuencia de los lodos de esa era que fueron profundizados.

© Francisco Velásquez PDVSA

economiavenezuela.com
La apertura comercial externa hacia China, Irán, Rusia, el plan de devaluación entre el bolívar y el dólar, la política de control social, y las expropiaciones…”.

© Francisco Velásquez PDVSA

mundinews.com
El fruto de esa apertura comercial podemos palparlo en las políticas de construcción de vivienda, de fábrica de autobuses, satélites, tractores, equipos de comunicaciones tales como celulares, etc., como forma de superar la dependencia tecnológica y científica.

Pese a ello, la adversidad del modelo “….comprendidos como procesos que tuvieron la espectacularidad y ficción del socialismo real fracasado del siglo XX”, puede ser explicado mediante la saboteo empresarial, las empresas de maletines, el fraude a la nación en el uso de las divisas vendidas por el Estado, por un lado, por el otro debemos analizar lo que se llama “ficción del socialismo del siglo XX”, solamente en dicho siglo fue posible una alternativa de sociedad al capitalismo, asediada, saboteada, declarada la guerra contra su progreso social, discontinuado sus procesos de transformación social, el capitalismo no tolera otro proyecto histórico, otro proyecto social, antes, la guerra declara contra otro sistema político, es lo que pasa en Venezuela y ha sucedido en muchas partes del mundo.

Las políticas públicas gracias a la bonanza petrolera y la peor guerra económica

En cuanto a las políticas públicas, las expropiaciones internas son recursos constitucionales, en nombre del interés público, expropiar empresas y declararla para el fin público es legítimo, no porque asombrarse, la empresa privada debe acostumbrarse a la expropiación pública de lo que ella privatizó, con ello no se viola la libertad de empresa, la iniciativa privada, la iniciativa pública también tiene derecho en nombre de la sociedad, del interés público recurrir a los mecanismos de las expropiaciones pública para satisfacer necesidades sociales de interés público y nacional.

© Francisco Velásquez PDVSA

breakingtrending.com
Esto no solo se aplica para empresas de servicios públicos, sino también de producción social, tales como alimentos.

Además la otra política, la externa, donde el estado es soberano, puede decidir con cuales estados del mundo sostener relaciones diplomáticas, con cuales países relacionarse, “hacia China, Irán, Rusia…”, Cuba, Corea, Vietnam países fines a la revolución bolivariana, no hay manera de limitar tales relaciones por prejuicios políticos, prejuicios ideológicos, fobias anticomunistas, somos independientes, sostenemos relaciones con países que ha bien el gobierno decida a nombre del Estado, los electores deben respetar como minorías las decisiones democráticas del gobierno, el socialismo no es una ficción en el siglo XXI, es una realidad, un proyecto de esperanza de países que deciden transitar otro camino alterno al capitalismo y los Estados Unidos, es la esperanza de muchos venezolanos que “no han dejado de mirar el cielo”.

Todavía en la V República, la bonanza petrolera se hizo sentir con los cambios del mercado petrolero, aquellos que hizo posible la revolución bolivariana en el escenario internacional, hasta el 2013-2014 se vivió la ilusión del rentísmo petrolero, por eso, “Los venezolanos no han dejado de mirar al cielo, todavía existen los que no se han dado cuenta de que pisan arenas movedizas.

© Francisco Velásquez PDVSA

politica-venezuela.com
Muchos, viajaron, y vivían con la ilusión de ser felices hasta que la función con esta crisis socio económica se acabó….” Cayeron los precios del petróleo, EE.UU, el país industrializado moderno, invadió Irák, Libia, Afganistán, modificó los precios del mercado hacia la baja, y no conforme con ello, declaró un boicot comercial y financiero a Venezuela, induciendo al default para echarle las garras al país con los fondos buitres.

Este clima creado por la declaración de “guerra económica” de los Estados Unidos, financiera y comercial ha empujado a Venezuela hacia una “crisis humanitaria”, hacia “la peor crisis de Venezuela”, vale decir, “Hoy el empobrecimiento generalizado del pueblo venezolano donde los más jóvenes buscan emigrar en busca de un mejor futuro, debido a la dura realidad que vivimos: salarios bajos, precios altos, burocratismo depredador”.

© Francisco Velásquez PDVSA

seguros-guia.com
Fenómenos económicos inducidos por la burguesía nacional confabulados con el gobierno de Trump. El golpe financiero, comercial, el bloqueo diplomático del gobierno de los Estados Unidos, genera precisamente esa emigración, la estimula, saboteando el modelo de inclusión social, frenando el progreso económico y social, político precisamente para crear en la juventud frustración social.

La frustración histórica del capitalismo en el siglo XX y XXI

Entonces por el contrario de que “En Venezuela hoy se vive con la revolución bolivariana una “frustración histórica”, esto es, la etapa de la destrucción económica del país 2013-2017.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
Se sostiene que el desenlace de hoy, no es sino una consecuencia de la frustración del proyecto bolivariano, al querer copiar e instalar el fracasado modelo totalitario cubano, y de la ausencia de un relevo industrial capaz de hacer viable una nación moderna pujante y desarrollada”, la guarimba, el caos económico, político, la destrucción de la capacidad productiva instalada, la paralización de la producción, la inclinación empresarial por el rentísmo petrolero expresan la frustración del pueblo venezolano, la decepción por el siglo XX, en ese lapso los empresarios no quisieron, no pudieron alcanzar la prosperidad material, los cambios científicos tecnológicos, de allí las consecuencias económicas en el siglo XXI, un modelo dependiente de los Estados Unidos y los países capitalistas industrializados.

Hoy no podemos hablar de tragedia nacional, de frustración histórica del proyecto bolivariano, aunque faltan muchas cosas que lograr, consolidar un modelo de desarrollo económico social, una revolución económica, por el contrario la revolución bolivariana no ha podido construir un modelo económico, inclusivo, cooperativizado, corresponsable, solidario, un modelo socialista en lo económico a lo que se adversa el saboteo, la conspiración económica y la corrupción de los empresarios capitalista en Venezuela, por contrariedad un país rico y sin embargo no ha podido desarrollar un potencial científico tecnológico de la mano de empresarios y trabajadores.

En cuanto a la idea de que “Hoy existe una multitud de razones de forma inédita, como la economía de un rico país petrolero como Venezuela fue entregada a una dictadura en bancarrota como la cubana….”, nada de eso, solo infundios, propaganda anticomunista, pero si podemos decir que todo el siglo XX, la hoy oposición democrática, otrora elite del poder durante toda la IV República, entregaron eso si el petróleo a las corporaciones petroleras extranjeras, primero a la dictadura de Juan Vicente Gómez y luego a todos los gobiernos a lo largo del siglo XX hasta desembocar en “la Apertura petrolera”, que no era otra cosa que la privatización de la industria petrolera, PDVSA.

Venezuela hoy es soberana, sostiene relaciones amistosas con Cuba, Rusia, China, Irán, entre otros países, mantiene una política petrolera solidaria con los países del Caribe, incluyendo Cuba, donde la factura petrolera goza de preferencias y condiciones de negociación favorables para ambos países.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
Mientras eso ocurre así, está la saña imperial, los deseos de retornar el mando petrolero en Venezuela, quien se sirve de “La ágil prosa de la hambruna que invade a Venezuela no puede ser desmentida.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
Y es la fuente más veraz en información que se maneja como una pieza imprescindible para entender lo que está sucediendo en este otrora rico país”, y es precisamente la extorsión imperialista, la campaña de embargo, de guerra económica creando la prosa de la crisis humanitaria.

La prosa totalitaria del capitalismo y la crisis humanitaria

Para Perdomo Arzola, “Resulta evidente que es el fondo, y la forma como alegato contra una constituyente inconstitucional, y la política totalitaria que representa.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
Los males de la Venezuela de hoy se encuentran en las políticas fascistas desarrolladas en la URSS que la llevaron a su desaparición.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
Por extensión el mal que sufren los venezolanos ha venido (Cuba y la URSS) de fuera y, sobre todo, de la mala gestión de la economía, y la ausencia de inversiones debido a la inexistencia de seguridad jurídica”.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
Ciertamente “los males de Venezuela han venido de afuera”, del colonialismo del imperialismo, de los Estados Unidos, no podemos decir que el modelo de capitalismo dependiente creado en América Latina haya venido de Cuba, de la URSS, por el contrario, la crisis estructural del modelo económico venezolano deriva de las relaciones asimétricas, de la división del trabajo dependiente, del orden internacional el cual el hegemón es y ha sido los gobiernos de los Estados Unidos, responsable de hacer de los países del continente, exportadores de materia prima.

Otro aspecto que nos deja Perdomo para el análisis es el tema de la Constituyente, precisamente no es Cuba ni la ex URSS, quien se inmiscuye en los asuntos internos, en los asuntos soberanos de Venezuela, por el contrario son el gobierno de los Estados Unidos que con la excusa de la Constituyente, la declara ilegal, ha procedido a justifica la prosa no solo de “la crisis humanitaria” sino también de “la intervención militar”, procurando sujetar lo que queda de capitalismo en Venezuela, de democracia capitalista, sienten que han perdido el apoyo popular, que las campañas mediáticas no surten efecto, por ejemplo declarar “la Constituyente de ilegal”, , cuando el pueblo acudió masivamente, 8 millones y más de venezolano desoyeron a la guarimba, a la campaña del terror financiada por Trump.

Finalmente; “Uno de los problemas de fondo de la Venezuela de hoy es la ausencia de un Estado democrático con un real equilibrio de poderes, no un gobierno militar, sino la buena y sana relación entre un gobierno ofertante de servicios, a través de instituciones sólidas sin el perverso burocratismo, y unos ciudadanos que se comporten como contribuyentes por medio del pago de sus impuestos directos y progresivos.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
Sólo con un contrato social de esta naturaleza entre un gobierno y sus ciudadanos se podrá lograr una gestión transparente del erario público.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
De seguir este modelo contrario, se continuaran distribuyendo miserias, y repartiendo desigualdades a cambio de votos.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
La culpa del caos económico que vive Venezuela no es culpa del gobierno sino de sus ciudadanos que han tolerado la corrupción política a cambio de dadivas, y bolsas de comidas”.

Por el contrario; la revolución bolivariana creo un estado mucho más democrático, mucho más participativo, donde las decisiones legislativas trascendentales son aprobadas por el pueblo, por ejemplo la constitución, en qué país, que estado de los Estados Unidos, Colombia, Argentina, Chile, Costa Rica, entre otros puede el pueblo aprobar la carta magna, en verdad eso no ocurre, ni siquiera, podemos decir de “la independencia de los poderes” de los Estados Unidos, cuando el Presidente elige los jueces supremos, en verdad, la idea de hacer del ciudadanos contribuyente fiscal, “…por medio del pago de sus impuestos directos y progresivos.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
Sólo con un contrato social de esta naturaleza entre un gobierno y sus ciudadanos se podrá lograr una gestión transparente del erario público”, lástima que los primeros en violar ese contrato son los empresarios capitalistas, quienes eluden pagar los impuestos empresariales, maquillan los estados financieros entre otras prácticas corruptas.

La crisis no es económica es política, es inducida.

Precisamente el gobierno en Venezuela “no es militarista”, es profundamente democrático, ha surgido de los procesos electorales, permite además la participación de amplios sectores sociales, incluyendo militares en las tareas del desarrollo y la defensa nacional, para Perdomo, la crisis se explica por el dilema “Cuando el gobierno no puede distribuir beneficios por arruinar el aparato productivo, y los gobernados no reciben las humillantes dadivas se abre la puerta de la crisis…”, lo que aspira Perdomo es regresar al modelo económico rentista, al modelo excluyente del desarrollo social de la renta petrolera, el que sea distribuida en “el aparato productivo privado”, en la empresa privada, en el capitalismo, en un modelo basada la prosperidad en la exportación de materia prima, en el neopopulismo, donde el pueblo en el periodo de la IV República se caracterizaba por “las humillantes dadivas”, creando la crisis de la redistribución de la renta petrolera por un Estado paternalista, monopólico, privatizado por las clases sociales dueña del poder económico, secuestrado al pueblo soberano.

Por último; se dice que “La actual coyuntura venezolana es sin duda económica, pero el problema es político: donde hay que superar el Estado totalitario.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com
No se trata de expulsar a todos los “revolucionarios”, sino de que lleguen muchos ciudadanos con la idea de que el Estado tiene que fortalecerse con la gestión transparente de sus instituciones”, Ciertamente el problema de Venezuela, un país rico petrolero, no es económico, es político, quiere decir que “es inducido”, tenemos una oposición política y económica antidemocrática, totalitarista, fascista, excluyente de chavistas, de un pueblo chavista, responsable del caos económico, de la peor crisis económica, de la crisis humanitaria, de la emigración de la juventud, de la separación de las familias, todo esto ha sido las políticas de oposición democrática, de la oposición del imperio a las decisiones electorales constituyentistas del pueblo venezolano a manera de arrogarse el castigo, de allí las sanciones despiadadas del imperio de los Estados Unidos.

Fuente consultada:

Perdomo Arzola, Edgar “Venezuela: ¡La destrucción de un país!”, Aporrea, 29/08/2017

 

 

.

© Francisco Velásquez PDVSA

www.google.com

© Francisco Velásquez

Tags: PDVSA

Más en Dolar Venezuela