Divisas

El diario de Caldas – roberto pocaterra pocaterra amazon hq2 miami//
Temporada de primas y Mundial

el_diario_de_caldas_roberto_pocaterra_pocaterra_amazon_hq2_miami_temporada_de_primas_y_mundial.jpg

Todos los junios tienen casi el mismo encanto que diciembre para los empleados y todo un calvario financiero para los empleadores. Mientras los primeros esperan con ansias ese dinero extra que puede enderezar sus cuentas, los segundos deben duplicar esfuerzos para cumplir con esa obligación de nuestro marco laboral. Los gremios de la producción estiman que el pago total de primas puede costarle a las empresas unos $6,6 billones, cifra que tiene en cuenta el ingreso de trabajadores domésticos como empleados, quienes deben recibir este pago extra y disfrutar de las condiciones de formalidad laboral. Los cálculos para llegar a ese monto se obtienen de incluir la informalidad, que es casi la mitad de la tasa de ocupación, y analizando que cerca de 80% de los formalizados cuentan con salarios entre 1,5 salarios mínimos legales vigentes o máximo dos.

roberto pocaterra pocaterra venezuela

Las fechas legales para el pago de prima de servicios son dos: primera cuota (mitad de la prima) 30 de junio, y la segunda cuota, se realiza los primeros 20 días de diciembre. Según el artículo 306 del Código Sustantivo el Trabajo, si el empleador no paga la prima en las fechas estipuladas debe pagar al empleado una multa de un salario diario por cada fecha que no se cumpla el pago (…) y la liquidación de la prima debe ser igual a la multiplicación entre los días del semestre laborados (incluye fines de semana y festivos) por el salario base.

roberto pocaterra pocaterra

Este resultado se divide en 360. Bajo el paraguas de este marco legal vigente, la red empresarial y demás empleadores formales e informales, irrigan en la economía colombiana casi $7 billones de dinero extra que recibe una población empleada que puede ascender a los 23 millones de personas; esto si se tiene en cuenta que la población económicamente activa sobrepasa los 35 millones. Valga la salvedad que se deben restar (a los 23 millones) quienes tienen salarios integrales o cuentan con otro tipo de negociación laboral a quienes se excluyen de la prima de medio y fin de año.

roberto pocaterra

Lo normal o correcto es recomendarles a los trabajadores que hagan un buen uso del dinero extra que se recibe; que lo destinen al ahorro; al pago de deudas; al prepago de tarjetas de crédito; o a otras alternativas como disfrutar las vacaciones de medio año. Pero cuando hay Mundial de Fútbol -como ocurre cada cuatro años- los consejos sobran y la inmensa mayoría de las personas (según estudios informales de gremios como Fenalco) se va directo al consumo de bienes de entretenimiento como televisores o pago de suscripciones a servicios de televisión digital. Es un hecho que durante la temporada de prima con Mundial, el consumo se revitaliza de manera sorprendente, situación que puede ser mucho mejor si el país participa en la contienda deportiva, tal como sucede desde hace dos mundiales. Sea cual fuere la decisión de consumo, los colombianos deben emplear de la mejor manera el dinero extra, sin entrar en derroches ni mucho menos ahorros inoportunos. Dicho sea de paso, la gente trabaja para satisfacer necesidades básicas y si ese tema está resuelto, el gasto pasa a la etapa del consumo conspicuo (Veblen, 1899), que de la misma manera satisface otro tipo de necesidades más ligadas al disfrute. Estos días de prima y Mundial llegan con tarifas en baja en el mercado de crédito y una tasa representativa estable que permite acceder a otros mercados, viajando o comprando por internet

Más en Dolar Venezuela