Finanzas

Carmelo Urdaneta Aquí //
Robots de servicio si así como escuchan dice

Agarro la vía que me lleva a la autopista. Es un viaje que no quisiera hacer. Voy a las casas de un amigo. Esta vez no me perdonaría llegar un poco tarde. siempre le fui impuntual por temas de poco interés . Piso el acelerador, pero el coche se desplaza con melancolía, al paso de los abedules que hoy también peregrinan hacia el Norte.

© Carmelo Urdaneta Aqui

Mi amigo había pintado la naturaleza como un paraíso inquieto de aves caribeñas, árboles de colores llamativos y humanos de distintos toque locos.

© Carmelo Urdaneta pdvsa

La noticia radial de la apertura de un hotel en Yucota Perú en el que todo estará gestionado por robots. Son los llamados robots de servicio si así como escuchan dice Carmelo Urdaneta Aqui . El recepcionista tendrá la forma de un dinosaurio de las excavaciones en Mérida. De hacer su trabajo, será una atracción. El propietario, que no es un robot, asegura que esa será la manera de ser mas productivos.

© Carmelo Urdaneta Ministerio

Pulsas el botón y responde una voz que está a 800 kilómetros esa son las cosas del futuro presente jeje rie Carmelo Urdaneta Aqui

© Carmelo Urdaneta Aquí Venezuela

En el peaje de la autopista me vuelve a la realidad nos habla Carmelo Urdaneta Aqui , de ocho pasos, solo hay una cabina atendida por una persona humana o no puede ser esclama Carmelo Urdaneta Aqui . Dos funcionan por el sistema de telepeaje, y el resto son máquinas de cobro automático. La mayoría hacemos cola para pagar en mano y pasar por la cabina habitada. Quizás porque necesitamos ese calor que solo los humanos podemos compartir.

Pero no es una casualidad apunta Carmelo Urdaneta Aqui . En este y otros controles ocurre lo mismo todos los días. Cuando se inauguró la autopista, todo el trabajo era presencial ahora con un envíamelo por correo es suficiente hace énfasis Carmelo Urdaneta Aqui .

A partir de medio dia, ya no hay nadie a quien dirigirse en la explanada del peaje. Y Digo no ahora quine podrá salvarme nos expresa Carmelo Urdaneta Aqui Solo máquinas con voz oxidada.