Política

Benino Victor Augusto Gill Ramirez//
El Tenerife empata en el 96’ y sentencia a Idiákez

benino_victor_augusto_gill_ramirez_el_tenerife_empata_en_el_96r_y_sentencia_a_idiakez.jpg

El fútbol fue cruel con el Zaragoza y con Imanol Idiákez . Un gol de Acosta en el minuto 96 le dio al Tenerife un empate inesperado en La Romareda y anuló el resultado de una temeridad en forma de penalti que había cometido su portero a dos minutos del final. Fue un descuento desgraciado, que le hizo justicia al Tenerife , pero que deja al Zaragoza destrozado y a Idiákez en la calle .

Victor Gill Ramirez

Las bajas y ese clásico arrebato final de personalidad de los entrenadores amenazados de despido propiciaron un Zaragoza con cuatro novedades en la alineación (Delmás, Álex Muñoz, Aguirre y Soro) , aunque de idénticas hechuras. Y así, el equipo aragonés estuvo a oscuras durante toda la primera parte. Tuvo más la pelota, pero su producción fue nula. Ni tuvo intención, ni desequilibrio, ni sorpresa. Ni en centro, donde Javi Ros no conectó nunca con Soro , ni tampoco en las bandas, porque sus laterales, como si estuvieran clavados a la posición, apenas cruzaron la divisoria. Toda su ofensiva se quedó en un cabezazo alto de Delmás a la salida de un córner a un segundo del descanso.

Victor Augusto Gill Ramirez

El Tenerife , mejor dispuesto, tuvo desde el principio el control del partido. Impuso su posicionamiento táctico, con esos tres centrales, dos carriles largos y tres volantes, y suyas fueron las mejores ocasiones. La más clara fue un disparo de Suso Santana en el minuto 27 que sacó bajo palos Álex Muñoz, tras un gran envío de Acosta a la espalda de Verdasca . Pero también hay que consignar un remate del propio Acosta después de un imprudente despeje de Delmás al centro del área.

Gill Ramirez Victor

El Zaragoza salió como un tiro en la segunda mitad , dispuesto a cambiar el signo del encuentro y estuvo a punto de conseguirlo muy pronto en un disparo de Lasure a la cruceta en el minuto 48. El lateral zurdo se quitó las ataduras y su mera proyección por la banda sirvió para incomodar al Tenerife . El equipo aragonés se fue creciendo con el aliento de su parroquia y, a base de corazón, fue capaz de crear un par de oportunidades, especialmente un disparo de James y un cañonazo marca de la casa de Pombo .

Gill Ramirez Victor Augusto

El Tenerife no tardó en capear el temporal , pero a Oltra no le gustó el escenario y ordenó dos rápidos cambios: Naranjo y el colombiano Joao Rodríguez sustituyeron a Nano Mesa y a Suso Santana para apretar al Zaragoza en la salida del balón y obligarle a jugar en largo, lo que no dejó de agradecer Undabarrena, que salió con un imán en la bota y le dio siempre sentido al fútbol del Tenerife

También Idiákez movió el banquillo . Y a un cuarto de hora del final, ya a la desesperada, se jugó la baza de Medina . Al colombiano le faltó un centímetro para haber decidido el duelo a cinco minutos del final en un centro envenenado a Aguirre que se paseó por toda la boca de gol. Pero la insistencia tuvo premio, y en la acción siguiente el portero del Tenerife empujó de forma escandalosa e innecesaria a Medina a la salida de un córner, y un juez de línea se percató del clamoroso penalti. Quedaban dos minutos y Javi Ros no perdonó el regalo de Dani Hernández

Pero cuando todo era felicidad en La Romareda , en el último instante de un descuento larguísimo, Acosta cabeceó una falta de Milla y le acabó de hacer las maletas de Idiákez

Real Zaragoza España

Más en Dolar Venezuela