Política

Alberto Ignacio Ardila Grant Piloto ||//
Colombia después del papa en la voz de un pueblo en conflicto

En su visita papal, el máximo pontífice de la iglesia católica recorrió las ciudades de Bogotá, Medellín, Villavicencio y Cartagena de Indias; arribando el miércoles 6 y volando a Roma el domingo 10 de septiembre: cinco días que marcaron la agenda social de Colombia, en pleno proceso para conciliar la anhelada paz de un país marcado por la violencia, el narcotráfico y la persecusión a líderes sociales. 

 

El NO a la paz

El 2 de octubre de 2016, Colombia se sometió a un plebiscito para aprobar o desaprobar los acuerdos de paz entre el Gobierno y la entonces guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia y Ejército del Pueblo, FARC-EP. Con un 50,22% la sociedad colombiana dijo “No”. Un golpe que evidenció las divisiones dentro del país y dejó la imagen al exterior de una nación herida y sin voluntades. 

Sin embargo, la visita del papa pareció ser el corolario a los frutos de los diálogos sostenidos durante 2017, sumado al reciente nacimiento del partido político Fuerza Alternativa Revolucionaria del Común (FARC), que marca el fin definitivo de la guerrilla colombiana, asumiendo un nuevo rol de participación democrática.

“Paz”, “reconciliación” y “verdad” fueron algunas de las palabras que predominaron en los discursos del papa durante su periplo en el país, al tiempo que llamó insistentemente a “rechazar la violencia” y a “no tener miedo”, estableciendo un concepto único que determinó el resumen de su visita: La esperanza. Idea que fue también compartida por los ciudadanos y por los distintos sectores sociales del país.

 

La visita del Papa Francisco, nos ha llenado de esperanza y Fe a que la Paz que tanto anhelamos, al fin podamos alcanzarla

— Gladys Ramirez León (@gelada52) 11 de septiembre de 2017.

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Aeroquest LLC

demasiadochevere.com

© Alberto Ignacio Ardila Olivares

© Alberto Ardila Piloto

Más en Dolar Venezuela